ARIO DE ROSALES, Mich., 18 de febrero de 2016.-  El procurador del estado, José Martín Godoy Castro, aclaró que la cabeza humana aparecida este jueves en Apatzingán, no es producto de una confrontación entre células criminales, y explicó que dicho hallazgo tiene sus orígenes en disputas de células delictivas plenamente identificadas que aún operan en aquella región.

El fiscal estatal sostuvo que el narco mensaje depositado a un costado de la extremidad humana da muestras de que el suceso es producto de el encolo y disputa entre el grupo denominado como Los Viagra, El Cenizo, El Chanda y El Americano  contra otro grupo llamado Los Andrade.

Durante una entrevista colectiva concedida a los medios de comunicación en el marco del tercer informe del Poder Judicial del Estado, Godoy Castro negó que detrás de este hecho violento, haya la intención de restituir al cártel de Los Caballeros Templarios.

Asimismo, reiteró que varios integrantes de Los Viagra y de los antes señalados tienen órdenes de aprehensión en las instancias de procuración de justicia estatal y advirtió que tarde o temprano estas serán ejecutadas.

Durante las prietas horas de este día, vecinos de una colonia periférica de Apatzingán notificaron a las autoridades policías la presencia de una cabeza humana cercenada.

Junto a ella, apareció un narcomensaje que se atribuyó un grupo de amigos de Carlos Rosales, El Tísico o El Carlitos, líder y fundador del grupo criminal La Empresa que a la postre se convirtió en La Familia Michoacana.

El narcomensaje afirmaba que la persona asesinada realizó extorsiones y secuestro en la región de tierra caliente y advertía de mas revanchas contra varios liderazgos de células delictivas de la zona de Apatzingán, Buena Vista y Tepalcatapec.

Según el procurador estatal, la muerte de Carlos Rosales y tres personas más se derivó de un desencuentro con Ignacio Rentería Andrade, Luis Antonio Torres, El Americano y un sujeto apodado El Chanda.

Su cuerpo fue tirado en una caseta de peaje, a unos 20 kilómetros de Uruapan, junto con tres hombres más y todos ordenaban impacto de bala.

El gobernador, Silvano Aureoles Conejo lamentó los sucesos y reconoció que aún persisten este tipo de situaciones, pero ofreció que en las próximas horas si gobierno ofrecerá resultados concretos en las investigaciones.