A diferencia de otras entidades en donde existe una gran presencia de grupos delincuenciales, en Michoacán, por inverosímil que parezca, los miembros del crimen organizado buscan acercarse a los periodistas para advertirles sobre qué deben publicar y qué deben omitir en sus respectivos medios, señaló el director de la agencia Quadratín, Francisco García Davish, en el foro Retos de la comunicación que organizó la Universidad Panamericana.