JUCHITÁN,  Oax. 7 de febrero de 2016.-La situación de los habitantes de San Francisco La Paz, agencia de Santa María Chimalapa, continúa tensa debido a que existe el temor de que puedan ser agredidos en las comunidades de Veracruz que los rodean, por las últimas retenciones realizadas contra invasores en los Bienes Comunales de Oaxaca.

Para el obispo emérito de la Diócesis de Tehuantepec, Arturo Lona Reyes, el ambiente es difícil, sobre todo en el tema de la alimentación, ya que hay informes de que las reservas de la canasta básica se acabaron, además de que aún no salen de manera regular a trabajar las tierras, por lo que no hay producción de granos básicos. “Las reservas de comida que tenían ya se acabaron.

El domingo pasado subí y oficié una misa, la comida que me tocó por ser Obispo fue un taco con sal, si eso me tocó por ser según obispo, imagínense lo que están comiendo los ancianos y los enfermos. Esto es preocupante”, refirió el clérigo retirado.

Más información en Quadratín Oaxaca.