MORELIA, Mich., 16 de mayo de 2019.- El desfile más esperado cada año es el Victoria’s Secret Fashion Show, que pone sobre la pasarela a las modelos más famosas de la industria con los diseños más exclusivos de lencería, en un evento que reúne erotismo, música y moda.

Casi al finalizar el año, se presenta el tan aclamado show que muestra las nuevas colecciones, en conjunto con las diferentes temáticas que se retoman como inspiración en cada bloque del desfile; siempre con una sorpresa, un nuevo rostro, una nueva sede o algún invitado especial.

Los fanáticos fueron testigos de la última caminata de Adriana Lima y Alessandra Ambrosio, ambas veteranas de la firma, gracias a que cada año los terrenales pueden apreciar el desfile a través de la transmisión en vivo por televisión, ya que un acceso al evento puede costar hasta $17,500 dólares (290,000 pesos mexicanos).

La marca está a punto de dar un giro a sus estrategias para este 2019, incluyendo su desfile; Les Wexner, director de L Brands (corporativo a cargo de Victoria’s Secret), anunció la semana pasada que la trasmisión por televisión de su desfile anual queda cancelada para siempre, después de dos décadas.

En el comunicado, Wester prometió crear un evento más dinámico y atractivo para sus clientes, acorde a las exigencias de la era digital y los nuevos consumidores, pero no ha dado más detalles del futuro de la marca o el Fashion Show.

En esta era donde las tendencias de consumismo evolucionan cada vez más rápido, las marcas más prestigiosas tienen que subirse a las nuevas plataformas para seguir manteniendo su posicionamiento, y es que solo en su último desfile, Victoria’s Secret alcanzó alrededor de tres millones de espectadores, el rating más bajo en la historia de las transmisiones de la firma.