MORELIA, Mich., 16 de mayo de 2019.- En la plaza Morelia, al oriente de la ciudad, una serie de actividades encaminadas a lo tecnológico, científico y cultural sorprende a quienes pasean por el lugar, es que alumnos del bachillerato y de la universidad del Tec de Monterrey campus Morelia, realizan un evento con el fin de sacar de la institución, lo que han visto en el salón de clases.

Al respecto, Ricardo Robles, quien funge como apoyo para la Escuela de Estudios Creativos de dicha institución, expuso que es una feria de proyectos que tiene como objetivo que los alumnos muestren sus mejores proyectos al público en un ambiente fuera de control, con la condición de que ellos como profesores no los puedan apoyar, “hay profesores por todos lados, pero los que están al frente son los alumnos, cualquier persona puede llegar y preguntarles, y ellos son los que tienen que responderles”.

El académico dijo que además de presentar su proyecto final, que lleva una parte de calificación y parte del proceso educativo, se está reforzando en los estudiantes su capacidad de comunicación y de cómo enfrentarse al mundo real, hablando con gente que no conocen y concentrarse ante ellos.

Esta actividad comenzó a las 17 horas y terminará a las 20 horas, solamente si la plaza tiene mucha afluencia después de ese horario, se extenderán hasta las 21 horas, señaló el organizador.

Explicó que respecto a prepa, en el Tec de Monterrey tienen el único equipo apoyado por RFC oficial de robótica, “ese equipo se ha ido a trabajar y ha ganado en Houston y en otros lugares del país”.

También destacó el Festival de Cuento en Corto, donde cada año los estudiantes escriben sus propias historias, llevan todo el proceso a cabo el cual finaliza en un cortometraje, donde se hace una presentación en Cinépolis, se hace público y se realiza una premiación, ahí se detecta quiénes están interesados en cine.

Entre los proyectos universitarios, hay uno que es para hacer rehabilitación de personas, dijo, es un proyecto de salud, social y es importante porque se puede llevar a distintos lugares en vez de llevar a la persona a un hospital especializado. A través de esto se lleva un dispositivo que se puede reconfigurar de acuerdo a lo que la persona necesite.

Una bobina de Tesla sobresalió en la plaza por llamativa, “es un experimento tecnológico de electricidad pura manipulada de una manera para generar música”, expuso el académico.

Otro proyecto más que destacó es un robot llamado Robbie, es un humanoide educativo, es un robot que se puede rehacer en muchos casos en tercera dimensión. Este proyecto, de PrepaTec, está pensado para poder educar a personas que quizá no pueden salir de sus casas o requieren algo especial para educarse, expresó.

Ricardo Robles manifestó que también tienen proyectos de emprendimiento como la incubadora, en la cual se han sacado proyectos y salen empresas que los mismos estudiantes siguen trabajando una vez que se gradúan, un ejemplo es Farmabox, donde están haciendo maquinas dispensadoras de artículos de primera necesidad para restaurantes, bares y discotecas