MORELIA, Mich., 8 de diciembre de 2019.- “Una mujer es mucho más que su físico”. Así cerró su respuesta Sofía Aragón a la pregunta de qué es lo más importante que deberíamos estarles enseñando a las niñas actualmente, palabras que le llevaron, entre otras cosas, a convertirse en la segunda finalista del Miss Universo 2019.

Con un inglés impecable, respuestas sin titubeos, un elegante vestido rojo y pasarela de ensueño, la joven de 25 años, oriunda de Guadalajara, llegó al cuadro finalista, sin embargo, no logró suceder a Ximena Navarrete, quien se hiciera hace 10 años con la segunda corona universal para México.

La candidata de Sudáfrica, Zozibini Tunzi, se ganó el título de la mujer más hermosa del Universo tras una participación destacable y un discurso en el que afirmó que desde siempre su color de piel no ha sido clasificado como bello, y que es algo que desde ya debe terminarse.

Junto a ellas llegó al top 3 la puertorriqueña Madison Anderson, quien figuró como la primera finalista del concurso.

La primera mexicana en ganar un Miss Universo fue Lupita Jones, quien conquistó la diadema en 1991, y le siguió Navarrete, en 2009.