MORELIA, Mich., 11 de diciembre de 2019.-  Se realizará un pequeño festival musical alrededor del concierto del artista representativo del reggae Dread Mar I, este 15 de diciembre en el Palacio del Arte. En el escenario se presentarán distintas bandas locales con la intención de dar a conocer las propuestas que se presentan en la capital michoacana.

Al respecto, el promotor Harry Rusini explicó a Quadratín que Dread Mar I es un cantante argentino que está considerado como uno de los mejores de todo latinoamérica en el ritmo de reggae; “es un chavo que viene cosechando éxitos, empezó haciendo coros en Los cafres después en Mensajero reggae, ha alcanzado éxito en Estados Unidos, Europa y Sudamérica”.

Esperan para este concierto un sold out, porque ya tienen casi agotadas la preventa exclusiva y algunas barreras, hay algunos boletos todavía disponibles en ruedo y en general, dijo, y externó tiener fe de que este artista vaya a abarrotar el Palacio del Arte el próximo domingo.

La escena local en cuanto al reggae tiene una solidez, aunque aún falta trabajar en fortalecerla, porque por lo común siempre se trabaja en lo más comercial, “por ejemplo si traes algún artista reggae de renombre internacional, no necesariamente va a jalar porque todo está más enfocado al tema comercial”, aseveró.

El boleto cuesta por ahora 300 pesos general y 500 en VIP, hay un costo por servicio de 20 pesos en cualquier zona, explicó el promotor, quien informó que los boletos pueden conseguirse en La Cueva de Chucho del Centro Histórico y en el restaurante La Picantería, que se ubica en Camelinas, además en la página  www.megaboletos.com.mx

Este evento tendrá talento michoacano y habrá una banda de Jamaica que tiene un cantante desde Tijuana, esta mezcla se llama Somos uno, “es una fusión es muy interesante, muy extrovertida”, dijo y anunció que estarán también el grupo local de rock pop JAM; Charly13 con hip hop y rap; Noemí Barajas, una chica de Coalcomán de 17 años con una carrera prometedora por delante en el pop; y la banda Skautomatics, que tiene cinco años de no hacer música.