MORELIA, Mich., 13 de junio de 2019.- Un joven y un adulto mayor compiten por la misma vacante laboral, una situación cotidiana que es el argumento del cortometraje interactivo ¡Sí Puedo!, de la autoría de José Pablo Cedeño Treviño, alumno del Instituto Tecnológico de Morelia (ITM), y enfocado en la persistencia de la discriminación en el ámbito laboral de los adultos mayores.

El material, que consta de tres posibles finales, definidos en función de las decisiones tomadas por el espectador, participó en el Proyecto Multimedia, de la Sociedad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología (Solacyt), donde su buen desempeño le valió una acreditación para participar en la Feria de la Ciencia de Sevilla, España, en mayo pasado.

Más allá del reconocimiento obtenido por la aceptación del cortometraje, efectuado en colaboración con Fernando Cedeño, estudiante de bachillerato, la finalidad última de ¡Sí Puedo! Es impulsar de una manera lúdica la necesidad de cambiar el paradigma referente a las personas adultas mayores y desvalorización de sus competencias y experiencia, aseveró José Pablo Cedeño.

“En la sociedad todavía se discrimina a los adultos mayores que desean continuar su vida productiva, se cree que por su edad y por sus, en ocasiones, menores habilidades físicas, su experiencia y conocimientos están mermados, pero no es así”, expuso Cedeño Treviño.

Así, el cortometraje se hace acompañar por un canal en YouTube y una página en Facebook, donde los jóvenes realizadores entrevistan a adultos mayores que mantienen actividades laborales, demostrando así que la edad no es un obstáculo para continuar dedicado a una labor.

La iniciativa, llevada a cabo de manera independiente, también ayuda a que los adultos mayores tengan un acercamiento con las tecnologías de la información y la comunicación, y puedan tener mejores oportunidades de contratación, como empleados o como prestadores de servicios.

“Los principales medios para la promoción de empresas y negocios o para buscar empleo son actualmente digitales, y los adultos mayores por lo general no están familiarizados con su uso, aún se promocionan con volantes y otros mecanismos más tradicionales; entonces, se trata de integrarlos a nuevos medios de comunicación y de información, porque ellos nos dieron mucho de lo que somos y tenemos que devolver un poco de eso”, aseveró.

Obtener el triunfo con ¡Sí Puedo! En las fases regional y continental de Proyecto Multimedia y lograr una calificación de excelencia en la Feria de la Ciencia en Sevilla son alicientes para los jóvenes hermanos, pero más importante aún es lograr resultados en su trabajo por la integración de los adultos mayores a la era digital y el combate contra la discriminación de este sector de la población en las empresas.

“Lo principal, de los resultados que hemos alcanzado, es ver a los propios adultos mayores que han participado en nuestro proyecto: luego de creer que es cierto que ya no son útiles, ven que hay otras opciones, donde su experiencia y sus conocimientos son valorados y demandados, aunque no puedan rendir lo mismo que una persona joven, tienen un capital intelectual que la edad deja intacto y que es de gran valía”, señaló José Pablo Cedeño.