MORELIA, Mich., 30 de diciembre de 2019.- Tradicionalmente en México se realizan ciertos ritos a propósito de la entrada de un año nuevo. La llegada de 2020 es esperada como una etapa de renovación para dejar atrás desde sobrepeso hasta ‘malas vibras’, y abrirle la puerta a la fortuna, al amor y al dinero a raudales.

Leonor asegura que sí funciona salir con maletas  y darle la vuelta a la cuadra, “pero hay que hacerlo antes de que sea medianoche del primero de enero, si no no funciona”, asegura. Hizo tres viajes a lo largo de 2019, dos de ellos fuera del país. Adelanta que este 31 de diciembre saldrá con sus maletas aunque la tilden de loca.

Leopoldo no cree mucho en “esas cosas”, pero después cuenta que conoce gente que debe ponerse, la noche de año viejo, un calzón en color rojo para el amor o amarillo para el dinero, “y creo que el verde es para la salud”. No sabe bien si esto funcione porque no cree en eso, reitera.

Adrián dice ser un testigo del que ponerse un calzón color rojo le trae el amor; dirán lo que quieran pero yo me puse un calzón cuando entró el 2019 y conocí al amor de mi vida sigo con ella y estoy muy feliz, me voy a poner otra vez uno rojo para fortalecer este cariño”, explica a Quadratín.

La señora Carmen dice que tradicionalmente en su familia se acostumbra a poner 12 uvas en la copa con vino, y a la hora de las 12 campanadas que marcan la medianoche y la entrada del nuevo año, debe tomarse su vino y comerse cada una de las uvas pensando en un deseo por cada bocado. Dice que realmente no se acuerda si esto ha funcionado, pero que al menos se divierte.

Jorge y Alejandra, una pareja joven de recién casados, explica que les gustaría recibir el Año Nuevo con la casa impecable, porque además es un extra que les da buen ánimo; “es importante barrer la casa para quitar las ‘malas vibras’ también”, explica a Quadratín Alejandra, mientras su esposo ríe un tanto escéptico, aunque después asegura que sí le gusta recibir con buena vibra el nuevo año.