SALVADOR ESCALANTE, Mich., 21 de julio de 2018.- Desde temprano, el Pueblo Mágico de Santa Clara del Cobre despierta para celebrar la fiesta más grande de la comunidad, la Feria Nacional del Cobre, que este año cumple 53 años.

Las calles deslavadas ya empiezan a mostrar el trajín que ocasiona una fiesta de este calibre; los carros alegóricos son preparados con los detalles finales; las tiendas abren y preparan sus productos en cobre, sus artesanías; los talleres también abren sus puertas para que los visitantes vean el proceso artesanal; parece que todos tienen algo qué hacer en torno a la celebración.

Frente a la plaza principal se ha colocado un templete donde estarán las autoridades estatales y municipales y podrán apreciar de mejor manera el desfile de carros alegóricos, ya tan tradicional en la comunidad.

El Museo del Cobre también se prepara para la fiesta; al Centro, en el patio del recinto, artesanos preparan la leña, el fuego y los utensilios para hacer una demostración del trabajo artesanal ante los visitantes que acudirán a observar las piezas ganadoras del Concurso Nacional de Cobre Martillado, que cumple su emisión número 73.

En La Pérgola de la plaza principal se prepara la banda 4 Vientos, de Zirahuén, para amenizar la fiesta que para las 11:30 horas aún no ha comenzado. En la emisión del año pasado podía verse más gente.

Faltando 20 minutos para las 12 es inaugurada la feria ante la ausencia del gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, en su representación acude Claudia Chávez López, secretaria de Turismo. También se encuentra Silvia Figueroa Zamudio, secretaria de Cultura; y Claudio Méndez Fernández, director general del Instituto del Artesano Michoacano.