Los 13,5 kilómetros que separan a la ciudad de Morelia con la población de La Goleta, en Charo, no fueron un obstáculo para que los michoacanos y turistas nacionales acudieran al llamado del primer Festival de la Gastronomía Michoacana.