MORELIA, Mich., 17 de mayo de 2019.- Durante siglos la educación le fue negada a la mitad de la humanidad pero con tenacidad y esfuerzo se fueron abriendo camino hasta los más altos niveles universitarios expresó Silvia Figueroa Zamudio durante la presentación del libro “Historias de vida de cinco mujeres en la Universidad Michoacana, 1950-1970”, de
la autoría de Bárbara Tinoco Farfán.

Una de las historias de vida de las que da cuenta el libro es precisamente de la Dra. Silvia Figueroa Zamudio, exrectora de la Casa de Hidalgo y quien dijo que la parte más rica del libro proviene de las historias humanas: “Nos arranca recuerdos voluntaria e involuntariamente que narran nuestras historias”.

Figueroa Zamudio recuerda las complicaciones que tuvieron que padecer las mujeres que desearon estudiar e ingresar a las universidades en los siglos XIX y principios del XX; o la resistencia que había para que las mujeres se inscribieran en carreras consideradas sólo para varones como medicina, leyes o ingenierías pero “por fortuna nosotras ya no encontramos esas resistencias”.

Recuerda que de 1919 a 1929, 90 mujeres se inscribieron en el Colegio de San Nicolás y sólo dos –Carmen Báez y Flavia Ortiz- ingresaron a la Escuela de Derecho pero no logran concluir: al poco de iniciados los cursos desaparece el nombre de Carmen Báez y Flavia permanece pero la pasan a una lista de alumna supernumeraria y tocaría a Josefina Oviedo ser la primera alumna regular en esta escuela. Una década después, en 1940 Ana María Vera Gonzáles, se inscribe en la carrera de Derecho y se titula en 1947, luego de cursar sus estudios con 30 hombres y solo ella de mujer.

Por estas razones, la Dra. Cirila Cervera Delgado, profesora investigadora de la Universidad de Guanajuato, durante su participación, considera que este libro es un aporte importante no sólo para la historia de la educación, sino de las mujeres mexicanas y michoacanas, ya que existen pocos estudios tan centrados en este tema.

“(…) este libro es un grano de arena para formar la cúspide que permita visualizar una nueva historia de las mujeres, en específico, otra historia de la educación de las mujeres… con suerte, pronto más que tarde, otras y otros investigadores se atreverán a continuar el camino que Bárbara ahora inicia con su obra Historias de vida de cinco mujeres en la Universidad Michoacana, 1950-1970”.

En su oportunidad, Bárbara Tinoco Farfán agradeció la colaboración y comprensión de quienes llamó cariñosamente “sus mujeres”. De igual forma, hizo un reconocimiento al trabajo que se ha hecho desde hace años en el Archivo General de la Universidad, encabezado por la Dra. Monika Gutiérrez Legorreta, porque le permitió contar con el material necesario para sustentar la parte documental de la obra.

La obra consta de cuatro capítulos: Entre el deber ser y las mujeres en las instituciones de educación superior, siglos XIX y XX, a través del cual hace un acercamiento a la educación superior femenina en México hasta los primeros registros en la Universidad Michoacana y su ingreso en carreras como medicina, derechos e ingeniería.

En el capítulo segundo, Cinco mujeres hacia la conquiste de espacios en la Universidad Michoacana, 1950-1970 narra las historias de las cinco mujeres seleccionadas en su estudio: Laura Gómez Trillo, Guadalupe Figueroa Zamudio, Silvia Figueroa Zamudio, Naborina Colín Benítez e Hilda Posadas Ortiz.

En el tercer capítulo, Universitarias nicolaitas: vida estudiantil, da cuenta de los momentos que vivieron los estudiantes en los conflictos estudiantiles de 1963 y 1966 y la Residencia femenil “Juana Pavón; y en el cuarto capítulo, Entre la vida familiar y la práctica profesional, hace referencia a la conquista de espacios académicos, políticos y sociales de las mujeres luego de su plena incursión en el ejercicio profesional.