MORELIA, Mich., 30 de junio de 2020.- El colectivo que tiene su raíz en Apatzingán, Revolución Cultural, se encuentra en construcción de un proyecto para promocionar la lectura, formar lectores y llevar la palabra a distintas comunidades. Se trata del Poeman-móvil, una librería y sala de lectura itinerantes.

En entrevista para Quadratín, el responsable de este colectivo, el poeta y promotor cultural Uriel Ramírez, explicó que Revolución Cultural, colectivo que ahora también es reconocido en Latinoamérica y que realiza festivales del libro y lectura, siempre anda buscando formas de construir la paz a través del arte y la cultura.

Se trata de un vehículo a manera de un autobús pequeño, que dentro estar acondicionado para promover la lectura; “a su paso dejará semillas de futuros soles.

“A su paso llevará esperanza”, indicó el promotor cultural, quien explicó que se llama Poeman-movil, por el personaje al estilo de un héroe que se ha creado en torno a la poesía, Poeman, que lleva la literatura sobre todo la zona de Tierra Caliente, región que enfrenta problemas con el crimen organizado.

Ahora el colectivo construye el Poeman-móvil, espacio itinerante que tiene proyectado ser una librería y una sala de lectura para toda la familia, aunque más cercana a los niños, reconoció Uriel Ramírez; “irá con mensajes de amor, paz y esperanza, recorrerá las ciudades y pueblos del país”, expresó.

Este bus, dijo, convertido en Poeman-móvil, es una librería, pero también una sala de lectura que participará en las ferias del libro y festivales de Revolución Cultural. También hará su propia gira por los pueblos de Michoacán, acompañado de eventos culturales, aseveró el poeta.

En el interior, también se darán presentaciones de libros, conferencias y cine, claro, de acuerdo a su capacidad, explicó el promotor cultural, quien aseguró a este medio podría ser a finales de agosto o a inicios de septiembre, cuando se estrene este proyecto.

Con respecto a los materiales que tendrá Poeman-móvil para promoción de la lectura, el poeta indicó que comprarán libros, otros serán a consignación y donaciones también. “Para la sala de lectura tendremos libros designados.
Vamos a trabajar con cuentacuentos para promover la lectura y otras actividades, sobre todo para niños”, concluyó.