MORELIA, Mich., 14 de diciembre de 2018.- Un performance a medio patio central del Centro Cultural Clavijero llamó la atención de propios y extraños, porque de entrada el lugar usado como escenario estaba iluminado de rojo y la música se escuchaba desde la calle principal. Una luna creciente remataba la escena.

Tras el espectáculo, que duró algunos minutos, funcionarios estatales y federales se alistaron para dar inicio a la ceremonia de inauguración de la muestra Construyendo puentes en épocas de muro. Arte chicano-mexicano de Los Ángeles a México.

Estuvieron ahí, entre otras autoridades, Lucina Jiménez, directora general del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA); Claudio Mendez, titular de la Secretaría de Cultura de Michoacán (Secum); José Luis Gutiérrez, secretario del Migrante y en representación del gobernador; el diputado Osiel Equihua, integrante de la Comisión de Cultura y Artes, sin embargo llamó la atención la ausencia de la presidenta de esa comisión, la diputada Adriana Ceballos, sobre todo por la asistencia por primera vez de funcionarios de la actual administración federal.

Sin duda, otra ausencia notable fue la de la secretaria de cultura Federal, Alejandra Frausto, de quien se esperaba su presencia ya que Claudio Méndez había señalado que vendría por primera vez a Michoacán.

Ya en los discursos, Lucina Jiménez destacó la fecha especialmente elegida para realizar, lo que constituye para la Secretaría de Cultura Federal y para el Instituto que ella dirige, la primera acción de política pública. 

Se refirió a la migración, dijo que ésta hace que los datos sean compartidos; ahora no importa en qué parte país se viva, porque estamos entrelazados de diversas formas.

Michoacán es uno de los estados que más aporte ha dado a la diversidad cultural en los Estados Unidos, aseveró. Destacó la importancia del arte para construir un puente; “es aquí en Michoacán, en Morelia, donde cobra sentido esta exposición, que hable de todos los estados que tienen la condición de binacionalidad y de multiculturalidad”.

Después se subió al podio Castulo de la Rocha, el presidente y director de AltaMed y coleccionista, a quien pertenece la obra que se expondrá hasta el 3 de marzo. Habló de AltaMed, la empresa con más de 50 clínicas que inició de manera muy precaria, pero que hoy en día se acercan a los cuatro mil empleados, 300 mil pacientes, y rodean las 1.7 millones de visitas al año. La comunidad de AltaMed es 90 por ciento mexicana, aseguró.

“Este centro de salud comunitaria tiene el privilegio de poseer una colección de arte que en realidad es comparada con las colecciones de arte de los centros médicos más importantes a nivel mundial”, explicó el empresario, quien señaló el gran poder en el arte para comunicar, expresar historia y la vivencia cultural, en el poder de inspirar, y también el poder hacer que los pacientes se sientan reconocidos en la salas de espera.

Reconoció que la exposición tiene una parte de política y acerca al trabajo diplomático a pesar de las circunstancias que se viven, “en este momento el ambiente político de los Estados Unidos es incierto, porque no sabemos qué tipo de puentes o muros va construir el presidente de los Estados Unidos”.

La exposición, dijo, busca reformar la relación entre los Estados Unidos y México “es hacer un recordatorio de lo que los dos países comparten; nuestra gente y lo que hace nuestra gente”.

En su intervención, Claudio Méndez dijo que los espacios tiene que apropiarse por la gente a través de la cultura. Se refirió a Lucina Jiménez como una visitante especial; “la vamos a nombrar Madrina de la Cultura de Michoacán”, le dijo a la funcionaria federal, de quien dijo, su fama y trabajo la antecede.

“Podrán construir muros pero los vamos a volar, los vamos a pasar a través de la cultura”, dijo el responsable de las políticas culturales en la entidad, y reconoció la participación de los migrantes para construir cultura y hacer un trabajo fuerte de en este sentido, a través de la identidad.

Finalmente se subió al podio el secretario del Migrante, José Luis Gutiérrez, quien destacó lo importante de celebrar el Día del Migrante con una exposición de esta magnitud que destaca el trabajo de los chicanos. 

“Somos el estado que tenemos más connacionales viviendo en Estados Unidos, que recibimos más dinero por concepto de remesas, que tenemos más niños que nacieron en Estados Unidos y han sido deportados con sus padres y ahora viven en nuestras comunidades”, externó José Luis Gutiérrez.

En su discurso, el secretario de la administración estatal le dio un segundo título a la directora del INBA, ahora, además de Madrina de la Cultura en Michoacán, se convirtió en Madrina y Promotora de la Identidad Binacional.

Una vez terminados los discursos, los invitados y funcionarios de las administraciones estatal y federal pasaron al corte de listón y al recorrido por la sala 1 y 2 donde se encuentra esta muestra que estará hasta el próximo 3 de marzo.