PÁTZCUARO, Mich., 24 de febrero de 2018.- Desde el taller y colectivo de gráfica Achokez en Pátzcuaro, nació en el 2012 el Encuentro de Artistas del Grabado donde participaron alrededor de 12 artistas y posicionaron fuertemente el trabajo de la gráfica. Sin embargo no volvió a repetirse el encuentro, pero los integrantes del colectivo no quitan el dedo del renglón para realizar la segunda emisión.

 

En entrevista, Javier Ornelas Huerta, integrante del colectivo, explicó que entre los participantes estuvieron los artistas Alfonso Villanueva, Samuel Díaz, Artemio Rodríguez, Marisa boullosa, Loulia Akhmadeeva, Marco Antonio López Prado y Froylán Ruiz. La idea de este proyecto fue desarrollada con recursos del colectivo porque tuvieron que pagar con obra los hoteles y restaurantes para albergar a los artistas y que además pudieran comer,

 

“La idea era hablar sobre el futuro de la gráfica en México, entonces generamos mesas redondas donde se platicaba entre los artistas. Remataron con una exposición en el Antiguo Ex Colegio Jesuita de Pátzcuaro”, explicó.  Dijo que los resultados obtenidos fueron muy buenos aunque fue poca gente, “fue la que tenía que ir”

 

El también artista indicó que cuando platicaba con los artistas todos mencionaron no saber de otro proyecto de gráfica como este en México, por lo que los felicitaron y se reunieron para poderlo hacer el encuentro cada año, “sin embargo por cuestiones de dinero no se ha podido hacer otra vez, pero no se ha quitado el dedo del renglón para seguir haciéndolo”, refirió.

 

Respecto a la fuerza que cobró ese encuentro, Javier Ornelas indicó que se dieron cuenta porque a pesar de que no fue planeado con mucha antelación, “cuando anunciamos eso nos empezaron a escribir personas de otras partes de México y de Michoacán donde nos felicitaban por hacer este proyecto, y mucha de la gente se desplazó para ver cómo lo estábamos haciendo y qué se estaba hablando”, aseveró el artista gráfico.

 

A partir de entonces están educando y están generando un público más hacia las artes y en el mismo taller, dijo Ornelas Huerta. Recordó que llegaba más gente y tocaba la puerta de su taller para aprender, “vieron la exposición y eso provocó que se acercarán al taller, nos dimos cuenta que el hecho de estar metidos en el taller si funciona, pero también si tú no te sales del taller no pasa nada, nadie sabe de tu trabajo porque estás ahí metido, pero todo lo que está saliendo lo tienes que sacar”, señaló el artista.