MORELIA, Mich., 23 de julio de 2019.- En medio de una producción anual de entre 50 y 60 muebles por artesano para poder mantenerse, se realizará  la Feria del Mueble Rústico y Textil Bordado y el 28 Concurso de Artesanías de Talla de Madera, Muebles y Textil de Algodón Bordado, a realizarse del 3 al 6 de agosto en la comunidad de Pichátaro. Esperan sobre 2 mil visitantes.

En una rueda de prensa, Emilia Reyes, directora general del Instituto del Artesano Michoacano (IAM), anunció que este instituto en conjunto con autoridades comunales de Pichátaro, invitan a participar a los artesanos a este 28 concurso, en donde el próximo 3 de agosto se realizará la inscripción de piezas en la plaza principal, de 10 a 13, en la cual los artesanos podrán participar hasta con dos piezas. La bolsa de premios será de 50 mil pesos, que serán entregados a los ganadores de las 19 categorías.

Por su parte, Jesús González, coordinador del Consejo Comunal en Pichátaro, externó que a partir del 3 de agosto se inaugura la feria, donde cada artesano presentará dos muebles exhibición o dos piezas bordadas. La feria será del 3 al 6 de agosto.

En la comunidad de Pichátaro, que tiene alrededor de 5 mil habitantes, hay por lo menos en la actualidad unos 350 talleres artesanales pequeños, muchos de ellos manejados por un solo artesano. Esta comunidad está dividida en siete barrios, por lo que hay un promedio de 50 talleres por barrio.

El 80 por ciento de las mujeres en Pichátaro se dedica al textil bordado, el 20 restante está conformado por mujeres profesionistas, señaló el coordinador.

A su vez, Ilse María Valdez, coordinadora de Cultura de Pichátaro, externó que la comunidad hará una muestra de sus productos de medicina tradicional y gastronomía, y se ofrecerá a los visitantes churipo durante los días de feria. Después del 6 de agosto se vivirá la fiesta religiosa y deportiva de la comunidad.

Finalmente, Mario Morales, artesano de Pichátaro, explicó que la feria les ha beneficiado mucho a los artesanos y cada que se realiza han aumentando el ingreso económico para las familias, porque se vive una situación económica difícil en el país, y debido a ello muchos artesanos han decidido salir de la comunidad en busca del sustento, incluso fuera del país.