PÁTZCUARO, Mich., 22 de febrero de 2020.- 40 piezas de una colección que abarca 13 mil obras de artistas nacionales e internacionales, se exhibirán en el Centro Cultural Ex Colegio Jesuita de Pátzcuaro hasta el próximo 31 de mayo.

Es la colección gráfica del acervo personal del artista oaxaqueño Francisco Toledo, quien recopiló piezas desde los años setenta y que abarca obras de autores como Salvador Dalí, Picasso, Georges Braque, Joan Miró, y José Luis Cuevas entre otros.

Durante la inauguración de esta muestra, Víctor Báez, edil de Pátzcuaro, manifestó que hay una solidaridad con este por parte de la Secretaría de Cultura de Michoacán (Secum) y su titular Claudio Méndez. La razón de realizar esta muestra, dijo, no es casualidad, es un tema relacionado con lo que significa Pátzcuaro, un ícono cultural.

Por su parte, María de los Ángeles Valencia, directora de Producción Artística y Desarrollo Cultural de la Secum, reconoció el trabajo del personal del ex Colegio Jesuita y las gestiones de Raúl Calderón, director de dicho centro, con el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO) para poder traer esta muestra.

Luis Felipe Reynoso/Quadratín

La funcionaria estatal destacó los talleres de artes gráficas que se realizan en el ex Colegio Jesuita los cuales llevan ya 17 años, y en este tenor destacó que en los últimos meses han estado personalidades del arte como Cuahutémoc Medina y Antonio Garza entre otros.

Gerardo Martínez, curador y representante del IAGO, explicó que la muestra obedece a una breve selección realizada a finales de los años setentas por Francisco Toledo, aunque él no quería ser considerado como un coleccionista. Contó que este trabajo lo inició en el Itsmo de Tehuantepec, en la Casa de Cultura de Juchitán, un lugar de tradición parecido a Pátzcuaro.

El curador expuso que la colección siguió creciendo, porque Toledo no cesaba los proyectos; los hacía crecer. Recordó que después la colección se guardó en un sótano del museo Carrillo Gil en Ciudad de México, y a mediados de los 80 había 7 mil piezas y sobrevino una inundación de aguas negras por lo que las piezas se mojaron.

En ese entonces se convocó a muchos estudiantes de arte. El curador expresó que era una falta de respeto firmar con tinta las gráficas, por lo que era usual firmar con lápiz, así que al lavar las piezas se fueron las firmas y los grabados perdieron el relieve, pensaban que no eran originales, pero si lo eran. Finalmente, Francisco Toledo fundó el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca para guardarlas, Esto ocurrió en 1988.

El curador manifestó que durante muchos años Toledo hizo viajes y se entrevistó con artistas, y cuando muchos de ellos se dieron cuenta de lo que estaba haciendo, se sumaron y le donaron piezas y libros, tanto así que actualmente hay 60 mil volúmenes en el IAGO, y 13 mil piezas.

Luis Felipe Reynoso/Quadratín

Finalmente, Claudio Méndez, titular de la Secum, expuso que centrar las propuestas culturales como un eje rector debería ser una acción continua de los gobiernos. El funcionario estatal manifestó que nunca había visto una exposición de tanta calidad, “pocas veces se presenta un diálogo como este”.

Abrió convocatoria y pidió a la gente que se apropie de los espacios culturales, porque edificios y otros espacios sin arte o este tipo de manifestaciones, están carentes de vida.