MORELIA, Mich., 15 de junio de 2019.- La calle como museo o la calle como lienzo, las dos, dice a Quadratín el artista nacido del graffiti Nacho Bernal Tejeda. Explica que por un lado es un museo para la gente y además es gratis, pero por el otro también permite la posibilidad de que los artistas vean donde podrían intervenir y mejorar el lugar.

“El arte en la calle es como muy efímero y en cambio aquí va a durar un poco más, lo van a estar exhibiendo en diferentes lugares, aún no sé en dónde, señala en referencia a su mural Temachtilli, que se recuerda en la Sala Siete del Centro Cultural Clavijero (CCC).

“El graffiti, tal cual, las firmas, lo que rayan en las calles, así empezó… de eso se genera algo así” dice señalando su trabajo. No parece estar de acuerdo con el incremento a las penas judiciales por el graffiti, porque quieren hacerlo un delito más grave como el robo, aunque reconoce hay lugares que se tienen que respetar por su historia.

Lo que hacen, dice, es pedirle permiso a las personas cuando ven un lugar que les llama la atención, y sólo asi lo pueden intervenir; “decirles ‘oiga, ¿me da permiso de hacer algo en su casa? porque le van a quitar lo que le hicieron de las rayas y le van a hacer algo mejor que van a respetar y se va a ver mucho mejor”.

El artista recuerda cuando parte de la colonia Ventura Puente fue intervenida por el Colectivo Tomate, a quienes él conoce, “está muy bien porque así la gente ve que se pueden hacer más cosas y abre la posibilidad, las puertas a los nuevos que están empezando”, señala el artista.

A las personas que les toca que sus casas sea intervenidas también cambian la percepción de esto, explica, porque la intervención hace más agradable a la vista las casas, “la gente lo acepta más y dice: ‘ah mira, pueden hacer eso con el aerosol y dejan de lado el vandalismo”, y lo ven más como arte, indica. Entonces la gente lo ve como un mural, y ahora ya se ve como ‘street art’; se le cambió el nombre para quitarle lo del graffiti y eso lo hace más aceptable y agradable para la gente.