MORELIA, Mich., 2 de junio de 2020.- “Estamos sin trabajo y sin ingresos, hay familias en desesperación porque esto va para largo”, señaló Luis Estrada, líder de los músicos en la entidad, quién dijo que según el semáforo que tiene Michoacán, los músicos saldrán hasta septiembre; “son cuatro meses sin recibir ingresos, además por cuestión económica se extendería otros dos meses más; prácticamente al año está perdido”, dijo.

El secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Música de Morelia señaló que es una situación muy complicada porque no hay para comer si no hay trabajo; “nosotros nos acercamos a las autoridades correspondientes y no hemos tenido el apoyo”, señaló y explicó que las autoridades estatales ya han ido entregando despensas, aunque aún faltan algunos municipios.

El líder explicó que el subsecretario de Gobierno del estado, Armando Hurtado, había dado la autorización de la entrega de estas despensas del programa alimentario para los municipios del interior del estado, para que lo más pronto posible les pueden dar apoyo de las despensas, algo que agradecen.

Luis Estrada expuso que ellos como músicos no están en ningún proyecto de apoyo económico de los gobiernos federal, estatal y municipal. Indicó que al Gobierno Federal se le hizo la solicitud de apoyo desde el 26 de marzo, y a la fecha no han tenido respuesta.

“Para ellos (Federación), es más importante darle una beca a un niní que no hace nada, que a los músicos, quienes más lo necesitan, que tienen familias que mantener”, dijo y aseveró que la familia los está propiciando a que se endeuden, a buscar agiotistas; “porque si nosotros queremos vender nuestros aparatos, nadie nos los compra porque no hay dinero, todas las personas prefieren guardar ese dinero”.

Si esta situación sigue de esta manera, va a llegar un momento en que no tendrán dinero para llevarle a sus familias de comer, y ahí sí va a haber un verdadero problema, porque ya no van a querer despensas ni préstamos, expresó, por lo que seguirán esperando salir de esta crisis, y también en espera de que las despensas se sigan entregando.