MORELIA, Mich., 7 de mayo de 2021.- Sobre la pirekua y su nombramiento como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por parte de la UNESCO, se señaló en un panel de compositores y pireris, que no se consultó con los creadores purépechas y tampoco ocurrió nada con el nombramiento.

En el marco de la charla La pirekua tradicional: reconociendo nuestra identidad y riqueza cultural, la pireri con una trayectoria de más de 40 años y licenciada en Historia, Rocío Próspero, manifestó que esa idea de ‘qué bonita es la pirekua’ que se ha llevado y traído, que es una música tan tierna, tan dulce, y otros adjetivos, fue una de las razones que llevó en su momento, a quienes promovieron la propuesta patrimonial para la pirekua, a realizarlo.

Dijo que hubo muchos errores en la designación de este patrimonio, y de hecho en su momento, sí se tuvo una intervención muy fuertes contra el gobierno del estado; en ese momento hicieron una declaratoria dirigida a la UNESCO contra la designación de la pirekua, por la manera en que se hizo, “no tanto por el hecho de que fuera patrimonio, sino por la forma en que se realizó todo el proceso”.

Esto ha sido muy triste y decepcionante para muchos que tuvieron participación en todo eso, dijo, porque fueron viendo en el tiempo que no pasó nada; “han pasado 11 años y las cosas siguen igual o peor, ¿En qué se degeneró la pirekua? ¿Por qué? porque justamente no hubo un seguimiento correcto a aquello que se peleó en su momento, no hubo una respuesta de la autoridad en ese momento”, externó.

Pasa lo mismo que sucedió con las cocineras tradicionales, dijo, en su momento las invitaron a participar en esta protesta pública, “pero como ahí estaba siendo una participación personal, básicamente las señoras no quisieron ser parte de esto, ahora sabemos que es un peladero entre ellas espantoso, y que les han robado su recetas de una manera vergonzosa los restauranteros, les han prostituido toda la cocina, y lo mismo se quiso hacer con la pirekua”.

A la vuelta del tiempo, dijo, revisaba los documentos que se hicieron en su tiempo durante la protesta, e hicieron una organización que abanderó en su momento Ignacio Márquez, de Cheranástico, y estuvieron haciendo reuniones por todas las comunidades en la región purépecha; “hubo mucha gente que ni idea tenía de qué cosa se trataba eso, y eso fue muy deprimente”, expresó.

Por su parte, Ismael García Marcelino, escritor, periodista y profesor de lengua purépecha, dijo que no iba a salir nada bueno de eso, “porque las cosas que se hacen, o se hacen bien desde el principio o no funcionan, porque había que preguntarle a la gente, pero tenían mucha prisa porque vencían plazos, pero así no se hace las cosas”, dijo, 

El problema también fue, dijo, que mucha gente que se opuso al nombramiento de la pirekua, lo hizo porque no estaba segura de qué parte le tocaba.

A su vez Néstor Dimas, pireri y académico, señaló que lo renunciaron antes de que se diera el reconocimiento del patrimonio a la pirekua, lo retiraron antes por cuestiones políticas internas de la Secretaría de los Pueblos Indígenas, pero la base fundamental para la conformación del expediente técnico, aseguró, fue un libro, su tesis de la maestría en el Colegio de Michoacán.

Principalmente se dio para utilizar la situación de lo que se hace en Zacán, dijo, porque quien coordinaba todo eso era Medardo Méndez Alfaro, y como la pirekua más conocida y más interpretada era la de Zacán, así se hizo, sin embargo esto no es cierto, hay pirekuas más antiguas, aseguró.

Su tesis se utilizó para conformar los lineamientos que se tenían que hacer en ese momento para enviarlos a la UNESCO, dijo, pero fue una coyuntura política para que el concurso de la raza purépecha en Zacán tuviera mayores recursos; “yo lo entiendo así” indicó, y recordó que se hizo a través de la Secretaría de Turismo, cuando no le correspondía a esta secretaría, “de poderse hacer, hubiera sido por la Secretaría de Cultura en todo caso, pero el problema principal es que no se consideró a los pireris ni a los compositores”, remarcó.