MORELIA, Mich., 20 de abril de 2019.- “A mí me da mucha pena ir a algún lugar y que me digan ‘me deben del 2015, 2016’, lo tengo que asumir; si bien es cierto yo no estuve en esos años pero uno asume una responsabilidad institucional”, señaló Claudio Méndez, titular de la Secretaría de Cultura de Michoacán (Secum), con respecto a las deudas que aún mantiene esa oficina.

Mendez Fernández dijo que les acaban de pedir que se realice un pago del 2016, “y lo hemos estado haciendo, afortunadamente ya habían procesos para pago que estaban en Finanzas (SFA) y por lo tanto no tendría que haber salido de cierto ejercicio fiscal sino que ya estaba en la fila, es lo que estamos sacando”, expresó.

El funcionario manifestó que el gobernador del estado, Silvano Aureoles, dentro del anuncio que dio con respecto a la disciplina fiscal, se comprometió a hacer pagos de adeudos anteriores, “y es lo que estamos haciendo; pagar, …uno asume una responsabilidad institucional y por lo tanto tienes que estar a la altura y cumplir con los compromisos”.

Sobre 20 millones que se vienen arrastrando desde hace tiempo, indicó que vienen de procesos que no se han cerrado con la federación. Aclaró que no todo tiene que ver con recurso, “hay muchos que tienen que ver con procesos administrativos, de rendición de cuentas, de informes que sí se ejecutó el recurso pero no se reportó que se haya finiquitado o haya terminado el proceso”.

Al respecto, señaló que la Secretaría de Cultura Federal les está dando este año como plazo para poder cerrar todos los procesos abiertos financieramente hablando, y de esta manera poder tener acceso a los recursos del próximo año; “estamos en esa trayectoria, en ese camino de solventar aunque no hayan sido ni siquiera de esta administración; tenemos una responsabilidad institucional”, aseveró.

“A mí me gustaría pagar todo, pero hay compromisos que se adquirieron en 2012, 2013, 2014 y no me tocó estar ahí, fue en la época de la famosa ‘licuadora’, y lo que estamos haciendo es desagregando todos los adeudos para ver cuáles sí si se hicieron mediante un proceso legal y están considerados como pasivos”, expresó, y señaló que en el caso de los que no tienen  constancia administrativa no tienen manera de pagarlos. Aseguró que los que sí están, se van a ir pagando.

Entre la anterior administración y ésta hay una deuda de alrededor de 18 millones de pesos. De esta administración, dijo, desde el 2015, 16, 17, son alrededor de 4 millones de pesos  y se están pagando, se están cerrando procesos, aseguró, y reitero que no todo tiene que ver con recursos financieros, también son trámites administrativos que no se realizaron a tiempo, bajo los conceptos de justificación en cuanto a la ejecución del recurso; no se integraron bien los expedientes, no se metían las facturas correspondientes, entre otras situaciones.