MORELIA, Mich., 11 de junio de 2019.- En el patio principal del edificio que alberga a la Secretaría de Contraloría de Michoacán (Secoem), se encuentra un recuadro llamado Auditón. Del lado izquierdo están los nombres de las distintas dependencias del gobierno estatal y cada una tiene un carril y un pequeño vehículo como de juguete, que avanza dependiendo de los resultados y metas de cada oficina.

El vehículo de juguete más avanzado en su carril es el de la Secretaría de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial (Semaccdet), y dos están empatados en la parte baja de la tabla: la Secretaría de Turismo de Michoacán y la Secretaría de Seguridad Pública del estado. En seguida está la Secretaría de Gobierno (Segob)

“Estamos implementado medidas diferentes, más novedosas de cómo interactúan los compañeros”, explicó Francisco Huergo, titular de la Secoem, quien aseveró que en realidad a su llegada fueron tres o cuatro directores los que se cambiaron, los demás siguen siendo los mismos, sobre todos los basificados, quienes tienen mucha experiencia, indicó.

Hemos tratado de motivarlos en cuanto al quehacer institucional, y en ese sentido, dijo, el Auditón es idea de los propios compañeros para irse midiendo en los resultados y las metas del Programa Anual de Auditorías, y de evaluarse ellos mismos en cuanto al cumplimiento de estos compromisos.

Este año, dijo, implementaron el análisis de riesgos, “es decir hacer auditorías no solamente a los fondos o la cajas chica no nos sirve de mucho”, dijo sino auditar de manera temprana ,de tal manera de que cuando llegue la auditoría federal, tengan ordenada la información, expresó,  y reiteró que era una iniciativa de los propios compañeros, la cual impulsan para que empiecen a apropiarse de los temas y de los esquemas.