MORELIA, Mich., 15 de enero de 2021.- Con un trabajo disruptivo, de arte outsider, el artista mexicano Pablo Querea está por estrenar una muestra de su trabajo, en una exposición colectiva a realizarse en el Museo de Arte Bruto en París. Definió su trabajo a Quadratín como cuestionamientos de una realidad cruda, sin preciosismos.

“En México hay muchísimos artistas que producen imágenes que no son agradables a la vista, que la técnica no es la importante, sino que hay  otras cosas más importantes que se dicen en la obra. Puede ser lo narrativo, lo discursivo, lo conceptual, incluso lo expresivo, lo gestual, indicó.

Estas características tal vez pueden estar representadas por los colores y las formas, refirió, y aseveró que las imágenes no son idealizaciones de belleza, sino más bien cuestionamientos de una realidad cruda.

El artista dijo que mucha de la estas imágenes pueden tener una relación con la muerte, con la enfermedad; “con lo que no es lo ideal, ya que siempre se busca como la salud, la belleza, lo bonito, lo agradable, y entonces es todo lo que está fuera de esto, y está en lo imaginario. Creo que para México es una forma de representar y que nos es común”, explicó.

Manifestó que, al menos en Morelia, hay un gremio, aunque no es muy grande, reconoció, donde la gran mayoría trabaja estéticas relacionadas con esto, “y si nos vamos al territorio nacional, también hay una cantidad enorme de artistas que produce imágenes que son de este tipo”, aseguró.

Esto más bien tiene que ver con la tradición gráfica mexicana, indicó el artista, ya que no es una tradición gráfica preciosista, “que sí la hay, y vaya que la hay. Pero yo creo que hay muchos artistas que hacen este tipo de obra y nos es común, nos es natural producir obra muy expresiva, tajante contestataria, y transgresora; para el mexicano es muy natural hacerlo, es como el punto al que se exige llegar”, expresó Pablo.