MÉXICO, DF., 12 de agosto de 2015.- Comer o leer, dejó de ser una disyuntiva en México y ya se demostró que la cultura también es fuente de riqueza, afirmó el presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Rafael Tovar y de Teresa.

A través de lo que se ha denominado la ‘dimensión social de la cultura’, se desarrollan proyectos generadores de empleo, a partir de la riqueza cultural de comunidades con altos niveles de marginación y pobreza, indicó el funcionario.

En entrevista con Grupo Quadratín indicó que en 2014 el 60 por ciento de los proyectos de México, Cultura para la Armonía se realizaron en 99 municipios de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, el 32 por ciento en 27 municipios del Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia y el 36 por ciento de los proyectos apoyados por el Pacmyc se desarrollaron en municipios considerados en la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

La información completa en: Quadratín México