MORELIA, Mich., 17 de enero de 2016.- El pasado 12 de enero fue un aniversario más del natalicio de Alfredo Zalce, la fecha transcurrió como si nada, no hubo eventos, charlas, proyecciones ni exposiciones especiales por la fecha, ni del gobierno estatal a través de la Secretaría de Cultura ni el Ayuntamiento de Morelia, por medio de su área de cultura. Tampoco galerías ni museos independientes, ni en el Museo de Arte Contemporáneo que lleva su nombre. Nada.

En entrevista para Quadratín, Juan Carlos Jiménez Abarca, crítico e historiador de arte, quien además fue el último director del Museo de Arte Contemporáneo Alfredo Zalce (MACAZ), dijo que vale la pena analizar el asunto de una forma mucho más amplia, porque el tema año con año, para mucha gente ha sido si la Secretaría de Cultura hace o no algo en torno a Zalce o referente a su legado.

El asunto es cuántas personas están trabajando en torno a Alfredo Zalce, alrededor de estas fechas y trascendiendo la temporada, “eso nos permite llevar el debate más allá del gobierno que puede o no tomar en cuenta hacer actividades, aunque sabemos que la capital del estado es más que nunca rica en instituciones, lo cual no significa que haya coordinación entre todas, pero hay algunas que sí han estado haciendo trabajo con el paso de los años”

El crítico señaló que estuvo platicando con Mizraim Cárdenas, de la Fundación Alfredo Zalce, en el sentido de que al parecer hay algún interés del ayuntamiento de Morelia en incorporarse a hacer alguna actividad en torno a Zalce, finalmente, explicó el historiador, en cuanto a obras murales, estructuras públicas y monumentos del artista michoacano, suceden en buena medida en el espacio público de la ciudad de Morelia, entonces el ayuntamiento está ligado naturalmente a todo esto.

Jiménez Abarca indicó que la Secretaría de Cultura hizo lo propio en términos de difusión, al lanzar de manera oportuna una nota informativa. Mencionó que han habido también ejercicios editoriales desde medios de comunicación, como entrevistas, semblanzas y notas, “si a eso le sumamos que a nivel nacional, en términos de difusión, la ahora Secretaría de Cultura Federal también estuvo lanzando su efeméride, lo que comenzamos a ver es que hay finalmente un panorama activo sobre esta conmemoración, que de alguna manera no deja desatendido el asunto”

Al preguntársele si eso era suficiente, el crítico dijo que es bastante más que sólo hacer actividades de tipo funcionaria, actos oficiales. Es mucho más que si la conmemoración fuera solamente una manifestación del funcionario en turno, fuera en el MACAZ, en la Secretaría de Cultura, en el ayuntamiento o en la Fundación Zalce,

Me parece oportuno plantearlo de esa manera; ni los actores tiene que ser los mismos en torno a una figura referencial como es Zalce, ni los ejercicios en torno a su conmemoración tienen que ser estrictamente de tipo institucional o actos de gobierno, sino que el trabajo está sucediendo, depende de cada quien, depende de cada institución si se sube o no, la Secretaría de Cultura tiene ahora un reto muy importante, primero en echar a andar sus propios procesos por el cambio de administración, y de echar a andar de nuevo el MACAZ que a falta de una dirección, ha quedado como en suspensión, ahondóJiménez Abarca.

Dijo que no va a pasar nada importante en el MACAZ hasta que no haya una dirección, una cabeza que tome este tipo de decisiones, y que esté tomando la determinación de formar alianzas con los otros actores que sí están realizando su propio trabajo en torno al artista, “que fue lo que, en experiencia personal, a mi me permitió facilitar ciertos procesos y dar continuidad a una reactivación sobre la conmemoración a Zalce que estaba dando frutos, no solamente en investigación sino que también estaba planteando líneas de trabajo laterales”, mencionó el historiador.

Jiménez Abarca explicó que hay un fenómeno paradójico, porque parece haber una sobresaturación de Zalce como nombre, pero esa sobresaturación de la cual mucha gente puede estar enfadada por su omnipresencia y por su reiteración año con año, no corresponde con lo que se ha hecho en términos de profundizar y dinamizar los estudios sobre su trabajo y las diferentes facetas que esto puede despertar, “entonces a mi me parece positivo que el hecho de que no haya una acción concretade la Secretaría de Cultura en torno al homenaje no quiera decir que no se esté haciendo un trabajo muy importante y que el trabajo de los últimos tres años esté ahorita generando dinámicas que se verán en próximos meses”

Sin embargo, dijo el crítico, la secretaría no debió dejar pasar la fecha en blanco porque eso hace que no tenga continuidad un ejercicio institucional que se refiere directamente al artista, no solamente la secretaría tiene un museo, sino que también tiene una sala en el Antiguo Colegio Jesuita que lleva su nombre, lo cierto es que había que enmarcar esta no continuidad que se hizo en los últimos tres años en el marco del cambio de gobierno, “a mi me parece un factor, al igual que la dilación en la asignación de la dirección del MACAZ, a una persona concreta. Mi relación laboral con el museo y la secretaría terminó el 15 de octubre y desde esa fecha ya no hay director” y agregó que ese vacío le parece representativo del vacío que hay en torno a actividades conmemorativas para Zalce.