CIUDAD DE MÉXICO, 14 de agosto de 2019.- La impresión 3D es una de las tecnologías que más impacto ha adquirido en nuestros tiempos, ya que por sus amplias posibilidades y la versatilidad de los materiales, se usa en áreas alusivas al entretenimiento, salud, ingeniería, e incluso, la industria de los alimentos, detalló un comunicado.

La impresión de estos últimos se originó en la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), en comestibles que ingerían los astronautas durante sus viajes espaciales. Como estos carecían de una estética visual, con ayuda de BeeHex, una compañía que personaliza alimentos frescos, se desarrolló la impresora 3D Chef3D mediante la cual se creó con éxito una pizza, según explica un comunicado de la Máxima Casa de Estudios.

Una propuesta innovadora en este campo es el trabajo del ingeniero Jorge Luis Chávez Alfaro, egresado de la carrera de Ingeniería en Alimentos de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán de la UNAM, quien realizó la tesis Desarrollo de alimentos para deposición de impresora tridimensional de dos extrusores, proyecto que resalta la gastronomía de nuestro país a partir de una tecnología en auge.

Más información en Quadratín México