Fue presentado un Reloj contra la violencia política de género, mecanismo para advertir las formas, fases y grados de agresión de que son víctimas las mujeres inmersas en la actividad política y de administración pública, práctica que a decir de autoridades va en aumento, por lo que debe ser elevada al rango de delito y ser sancionado.