MORELIA, Mich., 7 de abril de 2020.- Por primera vez, las regiones cercanas a un agujero negro son observadas con alta resolución, mediante el uso del telescopio Horizonte de Eventos, dieron a conocer especialistas adscritos al Instituto de Radioastronomía y Astrofísica (IRyA), de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Laurent Loinard y Alice Pasetto, moderados por René Ortega, presentaron las primeras imágenes del área próxima al disco de material de un objeto lejano al planeta Tierra, un cuásar, denominado 3C279, logradas con el telescopio virtual Horizonte de Eventos, que reúne las imágenes generadas por distintos telescopios en el mundo.

De acuerdo con Laurent Loinard, colaborador del proyecto Horizonte de Eventos, el objeto es lo suficientemente lejano, por lo que no había sido posible ver el entorno de un agujero negro, hasta ahora, cuando se puede detectar en 3C279 una estructura elongada en su parte central y medir el desplazamiento de la materia.

Estas observaciones son muy importantes, afirmó Alice Pasetto, especialista en astrofísica, porque permitirán confirmar y actualizar diferentes modelos y simulaciones numéricas del comportamiento de la materia en condiciones extremas, como lo es un agujero negro súpermasivo.

Esto, por ser la primera ocasión es que se cuenta con imágenes en alta resolución, ya que esfuerzos previos no arrojaron datos “tan buenos”.

Recordó que las galaxias activas pueden tener en sus centros eventos muy energéticos, con la generación de materiales ligeros, como protones y electrones o positrones y electrones, que alcanzan velocidades cercanas a la de la luz.

Si bien los agujeros negros se conocieron como resultados matemáticos de teorías sobre el origen del universo y la naturaleza de la materia y la energía, la comprensión de estos objetos ha evolucionado y se ha revolucionado en el último medio siglo, hasta llegar a la observación de un agujero negro y las áreas cercanas a éste, con imágenes de alta resolución.