MORELIA, Mich., 9 de julio de 2020.- Ante el llamado obligatorio de Eduardo Tena para movilizar al Sindicato Único de Empleados Universitarios, en exigencia del pago de adeudo, la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo volvió a solicitar al SUEUM el listado depurado del padrón de agremiados.

A través de su voceria, la máxima casa de estudios rechazó que se niegue a cumplir con los compromisos con trabajadores y una muestra de ello es que el propio líder del SUEUM y varios integrantes de su dirigencia reciben mensualmente, de manera directa, 5 mil pesos por concepto de ayuda sindical, debido a su condición de trabajador jubilado.

La nicolaita pidió al SUEUM que cumpla con el artículo 377, fracción 111, que lo obliga a presentar un padrón de socios vigente, ordenado y transparente.

El SUEUM, precisó la institución, ha venido aceptando la inexistencia de socios, la baja de otros y el deceso de muchos más. Pese a ello, insiste que se pague directamente a la dirigencia sindical (SUEUM), la “ayuda sindical”, con un padrón
en desorden, desactualizado, oscuro, pernicioso y malhecho.

La nicolaita señaló que un padrón objetivo, concilia (empatan) el número real de “socios” que reporta el SUEUM, con el pago que la UMSNH reporta, evitando así pagos indebidos a favor de “trabajadores” inexistentes y que los montos económicos que el SUEUM paga sean los justos.

Las diferentes auditorias estatales, locales, federales, las propias (las que se auto-realiza la UMSNH), e incluso las privadas señalan que para el pago de dicha prestación, debe estar legal y administrativamente soportada por documentos (en este caso el padrón de socios del SUEUM), que dicho soporte debe estar en orden, vigente y actualizado.

La UMSNH recordó que hay otros sindicatos que han cumplido con todos los lineamientos legales y sus pagos están en tiempo y forma, como es el caso del Stumich, donde los agremiados reciben sus pagos directos, sin pasar por la cúpula sindical.

El SUEUM convocó a una nueva manifestación de los trabajadores para este jueves a las 11 de la mañana en la sede de San Nicolás, pese a la persistencia de la pandemia y la prohibición de mítines y protestas públicas.