MORELIA, Mich., 24 de marzo de 2019.- Ante el cambio que experimentan las políticas educativas instrumentadas desde la Federación y los retos que implica el estado, en lo particular, se requieren docentes comprometidos y en posesión de habilidades y herramientas que permitan su contribución a la creación de una sociedad más justa.

En este escenario, la Escuela Normal de Educadoras realizará el 39 Foro Nacional de Educación Preescolar. La Educación Preescolar en el Marco de la Cuarta Transformación Social: Desafíos y Compromisos, a realizarse del 10 al 12 de abril, en el teatro Morelos, del Centro de Convenciones y Exposiciones de Morelia, refirió Gabriela Santillán Mora, directora de la institución.

“El nombre de la edición 2019 del foro nos habla de un cambio en la política educativa, el cambio en el gobierno federal nos ha traído una condición de innovación, ante lo que requerimos abrir espacios para presentar visiones críticas, conocer las líneas de transformación y valorar su efectividad en la práctica docente”, expresó Gabriela Santillán.

Así, el 39 Foro Nacional de Educación Preescolar pretende “abrir espacios de reflexión sobre la transformación educativa; el análisis, la discusión y el diálogo, y compartir experiencias, con la participación de educadoras en servicio, pero también estudiantes de las escuelas normales, psicólogos y público en general interesado en el tema”, agregó Eva Eréndira Hipólito Estrada, coordinadora del escaparate.

Además, se prevé “escuchar las voces de expertos y de quienes están en el movimiento de cambio, para mostrar las nuevas visiones e identificar los retos de la educación preescolar, entre los que se encuentra la formación continua, ya que cada vez requeriremos educadores más comprometidos”, señaló Marivel Pérez Bolaños, coordinadora de logística del foro.

Entre los especialistas que intervendrán en el foro, Martha Evelia Bravo Paz, coordinadora académica del espacio, se destacan Axel Dridickson, Raúl Scherzer, Esther Crisóstomo y Fritz Glockner.

Por su parte, Araceli Díaz Tapia, responsable de la organización de los talleres que tendrán lugar en el foro, manifestó que en el nivel preescolar se impulsa el desarrollo de competencias para la vida, por lo que se precisa que las educadoras puedan compartir experiencias viables para fomentar este desarrollo entre los pequeños.

Para ello, se efectuarán 11 talleres, que comprenden desde el pensamiento científico hasta la enseñanza de las ciencias sociales, sin excluir el juego, el canto y la música como elementos fundamentales para la apropiación de conocimientos y habilidades por parte de los infantes. 

Es en el nivel preescolar donde los educandos conforman las bases de su interacción social fuera del vínculo familiar, el desarrollo de su personalidad y la adquisición de valores, por lo que es crítica la intervención en esta etapa, expuso María de la Paz Barrón Gervacio, coordinadora de investigación.

Tras reiterar que en las instituciones preescolares son importantes para apoyar el desarrollo integral de habilidades de los niños, las docentes de la Escuela Normal de Educadoras expresaron que la michoacana es una sociedad compleja, afectada por violencia y desarticulación familiar, lo que hace que la educación preescolar sea compleja y que más que efectividad se busque el cambio y que los docentes asuman compromisos como educadores al cuidado de la infancia.

“Contribuimos a estas metas con la realización del foro, para promover un desarrollo socioemocional, la convivencia pacífica y la sustentabilidad, frente a un escenario convulsionado, donde la función del educador es ayudar a transformar”, explicó Gabriela Santillán.

La expectativa es congregar a cerca de mil 200 personas en el 39 Foro Nacional de Educación Preescolar, procedentes de diferentes municipios del estado y de otras entidades.

Las inscripciones se podrán efectuar desde la plataforma foron.com, con costos de 500 pesos para estudiantes y de mil pesos para público en general, hasta el 31 de marzo, en tanto que a partir del 1 de abril se elevarán a 600 pesos y mil 200 pesos, respectivamente.