MORELIA, Mich., 3 de marzo de 2021.- Se llevó a cabo webinar sobre el tema “Igualdad, justicia e interseccionalidad”, disertado por el director general de la Fundación El Sol, sede México, dirigido a cien estudiantes de la Preparatoria No. 5 “Melchor Ocampo”; acciones coordinadas con personal del ayuntamiento de Morelia, así como las docentes Erika, Gabriela   y la directora de la Preparatoria Tania Álvarez.

En la intervención se comentó que en  momentos Posmodernos, la comprensión del feminismo y de la opresión del patriarcado requiere de dimensionar las problemáticas y encontrar nuevas alternativas de solución para atender las realidades que se observan (violencia de género, crisis de los derechos sexuales y derechos reproductivos, feminización de la pobreza, crisis de los cuidados, crisis medioambiental, todo ello no nos llevará a la sostenibilidad), así, para impulsar una igualdad real, se requiere de identificar todos aquellos conceptos que son ya obsoletos y no responden a las dinámicas sociales que se generan, por lo que habrán de buscarse nuevas epistemologías, de igual manera darle sentido a la justicia social. Por ello, se encuadro la conferencia en dos ejes; principios filosóficos por un lado, y por el otro, igualdad y justicia social.  

Durante la disertación se precisaron algunos conceptos desde la filosofía: los valores, los principios, la ética, y conocer de los problemas en que se vive en el sistema Neoliberal y por los cuales atraviesa la juventud, sobre los valores se habló de la igualdad, libertad, respeto, tolerancia, amor, dignidad; desde los principios, el conocer de los derechos humanos y libertades, la perspectiva de género, la interculturalidad, la igualdad y no discriminación, cultural para la paz y la vida. Se precisó sobre cuestiones deontológicas de los jóvenes y la toma de decisiones.

De igual manera se expreso la importancia de trabajar sobre ejes de interseccionalidad, para visibilizar la diversidad social, cultural y sexual que justifica la riqueza social en la que se trabaja.

Se explicó que desde la búsqueda de la igualdad real nos lleva a plantearnos diversos escenarios en los cuales hay que trabajar de manera frontal contra el patriarcado. Para avanzar en una igualdad real se requiere de trabajar en equipotencia, equivalencia y equifonia, es decir, que las personas cuenten en ese proyecto de igualdad real buscando la autonomía que les permita contar con poder, ese poder que solo está en manos de los hombres, pero también que les permita contar con voz, en donde se les haga escuchar, porque su discurso está cargado de verdad, de significado y desde luego de credibilidad.

La otra necesidad es dotarle del mismo valor a la mujer que el valor que tiene el  hombre, es decir, el respeto que ello implica, y ello es fundamental porque es ahí donde debemos de trabajar porque es el hombre el misógino, el machista, el que desprecia a la mujer y le falta al respeto, es el hombre el que comete feminicidio.

En este ejercicio,  se hace fundamental trabajar para arribar a una igualdad real, el conocer la injusticia económica, social y cultural, desmontarla y trabajar en la redistribución, el reconocimiento, y la representación.

La injusticia económica está representada por la explotación que sufren muchas mujeres con jornadas de trabajo amplias y bajos salarios, además de la falta de movilidad social, por lo que es fundamental una mejor distribución de la riqueza nacional y acceder a mejores condiciones de trabajo y salariales a las mujeres.

Por otro lado la injusticia social o cultural está presente cuando se generan los mecanismos de opresión, de dominación como parte de colonizar con otros ideologías o cultura, y desde luego,  de invisibilidad de las mujeres para que pueda lograr su representación  (comunicación e interpretación de su cultura) frente a la colectividad, pero además la falta de respeto (reconocimiento), las personas son despreciadas, difamadas de manera rutinaria por medio de estereotipos, estigmatizadas y desde luego prejuiciadas.

Así llegar a un posicionamiento de igualdad real se requiere de redistribuir el ingreso, de contar con una representación y un reconocimiento, que aunado al valor, la voz y el poder, estaríamos trabajando un modelo en donde las mujeres y hombres podrían acceder a posicionamientos de igualdad ante la ley, de igualdad antes las oportunidades, pero sobre todo a una igualdad real que busca la más amplia participación de las mujeres en el ámbito de justicia socio económica. 
Zona de los archivos adjuntos