MORELIA, Mich., 1 de marzo de 2018.- La existencia de prejuicios y las dinámicas de la inmediatez mantienen un periodismo de ciencia deficiente en México, señaló Aleida Rueda Rodríguez, poseedora del Premio Nacional de Divulgación Periodística en Sustentabilidad 2013.

En el marco de los Talleres de profesionalización y capacitación en divulgación de la Ciencia y Tecnología, promovidos por el gobierno de Michoacán, ante enlaces de comunicación social y algunos reporteros de medios locales Rueda Rodríguez comentó que uno de los principales problemas es el prejuicio que existe con relación a la ciencia.

La también vicepresidenta de la Red de Periodismo de Ciencia, señaló que entre los comunicadores y los ciudadanos llega a imponerse un desconocimiento mediato en torno a la existencia de contenido científico en la información, además de que hay carencia de una preparación científica del comunicador común.

En los salones de Casa de Gobierno, Rueda Rodríguez se refirió a la diferencia entre divulgación de la ciencia y periodismo científico, que a su decir básicamente escriba entre la recreación de la información y la información misma, la narrativa, las fuentes, el estilo y el canal de comunicación.

En su opinión, en la actualidad hay escasa cobertura de ciencia para los medios de comunicación, y lo que hay es deficiente ya que en el contenido se observa que no se tienen suficientes fuentes, hay explicaciones insuficientes y se tiene la idea de que es “periodismo light”, del que se piensa que no tiene mayor impacto.

A lo anterior se suman presiones en las redacciones, falta de tiempos, espacio, carencias en el financiamiento y convenios de publicidad que constituyen la base de la discusión entre la vocación, convicción y la falta de condiciones idóneas para llevar a cabo periodismo de ciencia.

Asimismo, señaló que hay una la falta de espacios para la profesionalización de periodistas, que se enfrentan a la dinámica diaria de la redacción, donde el concesionario no siempre accede a quitar carga de trabajo para apostarle a la capacitación del personal, lo que se traduce en un periodismo de ciencia deficiente.

Rueda Rodríguez comentó que la construcción de la nota, el artículo, el reportaje o cualesquier forma de información periodística científica puede construirse con una metodología que tenga como punto de partida la creación de una historia atractiva, y que se nutra de entrevistas y consultas a fuentes válidas e inmediatas.