Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Archivo

Perverso, cálculos políticos por crisis en UMSNH: Rosa María de la Torre

Rebeca Hernández Marín/Quadratín
 
| 11 de diciembre de 2017 | 18:16
 A-
 A+

MORELIA, Mich., 11 de diciembre de 2017.- Poner en riesgo la educación de 60 mil estudiantes y la economía del estado, que en parte se sostiene por la actividad universitaria, por cálculos políticos sería una perversidad, afirmó la diputada Rosa María de la Torre.

La verdad es que si la Universidad Michoacana cierra va a haber una crisis social, advirtió la ex secretaria auxiliar a la Casa de Hidalgo, aunque reconoció que la institución se ha quedado corta en las reformas estructurales que requiere tanto en materia de pensiones y jubilaciones y la regularización de las plantillas laborales tanto administrativa como académica.

En entrevista colectiva señaló que de ahí vienen las resistencias del Gobierno Federal volver a rescatar una vez más a la Universidad, sobre todo cuando universidades como la de Guadalajara o la de Baja California están abiertas a hacer esas reformas.

Lo que sucede en universidades como la Michoacana, la de Morelos o la de Nayarit obedece al déficit que han arrastrado durante más de 10 años por factores estructurales como las prestaciones no reconocidas por la federación ni por el estado, el gravoso sistema de pensiones y jubilaciones y la falta de transparencia en el manejo de recursos, indicó.

La legisladora del Partido Revolucionario Institucional consideró que propuestas como la de liquidar a las plantillas de trabajadores y volverles a contratar bajo un nuevo esquema, como se hizo en Puebla, sería muy riesgoso porque de la Universidad dependen los albergues estudiantiles que tienen la noble meta de proporcionar educación a más de cinco mil jóvenes de Michoacán y de otras partes del país.

“Me parece que no es lo que la mayoría de los michoacanos queremos, hay otros esquemas y yo sigo haciendo un llamado a los universitarios a que nos sentemos a trabajar; en El Ejecutivo están dispuestos y en el Legislativo también y ojalá la Universidad esté dispuesta a hacerlo y nos podamos sentar a arrastrar el lápiz”, señaló la legisladora.