Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Oscar Celaya/Quadratín

Instan académicos de la UNAM a regular agua subterránea

Oscar Celaya/Quadratín
 
| 15 de febrero de 2018 | 11:18
 A-
 A+

MORELIA, Mich., 15 de diciembre de 2018.- Académicos de la UNAM Campus Morelia solicitaron a las autoridades federales regular el agua subterránea y garantizar la calidad del vital líquido, debido a que no se cuenta con la información necesaria para valorar la problemática.

María del Carmen Carmona Lara, académica del Instituto de Investigaciones Jurídicas de esta casa de estudios, dijo que los ciudadanos queremos saber de dónde se extrae el agua que consumimos, ya que puede podría estarse extrayendo de mantos acuíferos cercanos a una mina, de un reservorio de residuos peligrosos o de un tiradero clandestino de basura.

“Que quede claro cuánto puede el municipio dotar y cómo lo tiene que distribuir y que nos lo otorgue con la calidad adecuada para que nosotros no tengamos los gastos que implica una diálisis porque lo primero que afecta son los riñones y por lo tanto se convierte en cáncer”, demandó.

La investigadora consideró absurdo que el agua sucia se purifique en lugar de cuidar la que ya tenemos limpia de manera natural. “Eso es lo que hay que regular, que no se extraiga sin ningún control y cuando se extraiga, se distribuya con la adecuada calidad para que no me enferme. Tlaxcala tiene un problema muy fuerte en este sentido”, agregó.

Señaló que en el caso de Michoacán no existen datos acerca de la calidad del agua y que es necesario contar con esa información para valorar la problemática. “El asunto es que estamos en peligro ante esa ignorancia”, agregó.

Por ello, un grupo académico interdisciplinario de la UNAM solicitó que se regule el agua subterránea y la calidad del líquido que bebemos, tanto a las autoridades federales, como gestor y organizador, así como a los municipios quienes finalmente la distribuyen.

“Que nos digan de qué pozo viene el agua que estoy ingiriendo para yo saber si está bien, o si voy a tener que estar pagando agua embotellada que es un gasto que no tendría por qué tener si se supone que estoy pagando el agua potable de la calidad que no me hace daño pero como intuyo que esto no funciona, entonces compro agua embotellada”, manifestó.

Incluso, elaboraron una propuesta académica para regular la gestión del agua subterránea en el país, misma que ya fue presentada en marzo del año pasado al diputado federal, Ignacio Pichardo Lechuga, cuyo propósito es la protección, preservación y control de la extracción del líquido.

Y es que en el Congreso de la Unión existe un borrador que no considera dichos aspectos. “La situación es sentarnos y saber qué van a hacer los estados y los municipios que ahorita no tienen atribuciones ni dinero, y qué va a hacer la Conagua que tampoco tiene personal, ni recursos”, concluyó.