MORELIA, Mich., 22 de agosto de 2019.- La investigación interna de la Universidad Michoacana, por el caso de La Estafa Maestra, que la involucra con un desvío cercano a los 10.8 millones de pesos, ha identificado a seis posibles responsables y a tres probables empresas fantasma.

Así lo dio a conocer el contralor de la máxima casa de estudios, Rodrigo Tavera Ochoa, al informar sobre el estado que guarda la auditoría realizada al convenio 001/2016, signado entre la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la UMSNH, para la realización de servicios en materia jurídica.

Sin embargo, no pudo ofrecer nombres de los posibles responsables al explicar que se necesita terminar la investigación para poder fincar las responsabilidades correspondientes, ya que de lo contrario incurriría en una falta.

“La Universidad como tal, puede llegar a sancionar, desde una amonestación hasta la inhabilitación de un servidor público, hasta por un año por una falta no grave. La falta grave ya sale de la esfera de la Universidad y lo que nos toca es dar vista al Tribunal de Justicia Administrativa para solicitar el resarcimiento del daño, en caso de que así se compruebe”, explicó.

La Estafa Maestra es una investigación realizada por el portal Animal Político y la asociación civil sin fines de lucro, Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, que salió a la luz en el año 2017 y por la que a Rosario Robles se le acusa de ejercicio indebido del servicio público cuando estuvo al frente de la Sedesol y Sedatu.

En ella se revela que el Gobierno de la República desvió 7 mil 670 millones de pesos en contratos ilegales con la participación de 11 dependencias federales, ocho universidades públicas y más de 50 funcionarios.

Aunque la UMSNH no ha sido requerida hasta el momento por la Fiscalía General de la República (FGR), la Contraloría de la Casa de Hidalgo inició una auditoría que presenta un 70 por ciento de avance, luego de que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectara en 2017 diversas irregularidades.

Por el proyecto, la Conagua pagó a la Universidad Michoacana 11 millones 77 mil 304 pesos, cuando se encontraba como rector Medardo Serna González, sin embargo, de acuerdo con la ASF, la UMSNH no pudo demostrar que tenía la capacidad técnica para llevarlo a cabo.

No obstante, para ello subcontrató a ocho empresas radicadas en Monterrey, Nuevo León, por el 91 por ciento del monto, cuando solo podía hacerlo por un 49 por ciento.

“Se hizo la adjudicación de una manera presumiblemente irregular, no pasa al Comité de Adquisición de la Universidad; (…) se dieron cuatro adjudicaciones directas por 2 millones 552 mil pesos, (…) no se detallaron en los contratos las actividades que se iban a realizar”, expuso.

El contralor de la Universidad Michoacana, notificó que a finales del año pasado, derivado de dichas irregularidades, se realizó un reintegro a la Conagua por alrededor de 6 millones de pesos, pero que se tomó de un fondo distinto al proyecto, lo que significa un desvío de recursos.

De acuerdo con Tavera Ochoa, la investigación interna de la UMSNH presenta un avance del 70 por ciento, y no han podido continuar por la falta de una normatividad.