MORELIA, Mich., 6 de diciembre de 2017.- Personal del sector de Educación Inicial del estado de Michoacán acusa a las autoridades estatales de incumplir con el pago a las trabajadoras de los centros de atención.
Aseguran que son 840 promotoras educativas distribuidas en todo el estado a quienes no se les ha cubierto su salario desde hace cinco meses y se han visto en la necesidad de suspender actividades en algunos planteles ante la falta de recursos.
Actualmente atienden 13 mil madres de familia y 13 mil 550 niños en 76 municipios de Michoacán. El trabajo directo en los grupos se hace por parte de promotoras que son líderes de las comunidades comprometidas con la comunidad, a quienes se les prometió un pago de mil 200 pesos mensuales, mismo que no han recibido.
Este nivel educativo está dirigido a los niños y niñas menores de 4 años de edad, etapa de la vida en que se desarrollan las principales potencialidades del ser humano, en lo fisiológico, físico, social, familiar y neuronal, explicaron los denunciantes. Ante esto, consideraron vital la atención con el mayor conocimiento y habilidades, pero para el gobierno, lamentan, eso no es prioridad.
Desde hace varios años las promotoras trabajan en comunidades rurales y urbano marginadas, con madres y padres de familia y sus hijos, así como con cuidadores y miembros de la comunidad. Se labora en espacios diversos, sin instalaciones propias, en sesiones de los grupos y seguimiento en los hogares, obteniendo resultados satisfactorios, a pesar de las enormes carencias y falta de recursos.
La Delegación Sindical DIII 20, de Trabajadores de Base de Educación Inicial no Escolarizada Michoacán, expresó su molestia ante este retraso de las autoridades y esperan que sus denuncias sean escuchadas por parte de las instancias gubernamentales.