CIUDAD DE MÉXICO, 4 de enero de 2019.- Con el objetivo de ayudar a personas que no pueden consumir proteína de origen animal y que requieren de una alimentación especial, científicos de la UNAM desarrollan suplementos nutricionales de bajo costo, buen sabor, y a base de harinas de cereales y leguminosas.  

De acuerdo con un comunicado de la máxima casa de estudios, en el mercado existen pocas alternativas, todas ellas de importación y costosas, por lo que se pensó en un producto con alto valor nutritivo que contribuya a la recuperación de pacientes con cirrosis, diabetes, con obesidad mórbida sometidos a procedimientos para disminuir el volumen de la cavidad gástrica (cirugía bariátrica), y aquéllos que tienen dificultades para deglutir (disfagia).

Aquí, la nota completa: Quadratín México