MORELIA, Mich., 23 de julio de 2016.-A través de un evento protocolario en el teatro Morelos, se graduaron 58 alumnos de la Facultad de Ingeniería Química generación 2011-2016 de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH).

Al evento asistieron Medardo Serna González, rector de la Universidad Michoacana; María del Carmen Chávez Parga, directora de la Facultad de Ingeniería Química; José Apolinar Cortés, padrino de la generación; Luis Germán Castillo Maciel, profesor de la facultad y también padrino de la generación saliente. Estuvo también presente Gabriel Martínez Herrera, delegado en el estado de la Semarnat, quién también es egresado de esa facultad de la universidad Michoacana.

Tras los Honores a la Bandera e interpretar el Himno Nacional, la alumna Karla Reyes Lomelí se presentó ante la audiencia para dar un mensaje a nombre de sus compañeros egresados.

Dijo que hay que cerrar filas y enaltecer la tradición nicolaita, agradeció de manera especial a quienes los han acompañado en el transcurso de la carrera, y señaló que tuvieron el apoyo incondicional de sus familia y lograron hacerlos sentir orgullosos. Agradeció también a los profesores pacientes e impacientes, a los exigentes, que les dieron una formación integral lo logramos exclamó.

Por otra parte, Luis Germán Castillo Maciel, uno de los padrinos de la generación, señaló sentirse orgulloso de la generación saliente, reconoció la labor de los padres de familia que contribuyeron a la formación de sus alumnos. Dijo que eran afortunados por pertenecer a un reducido porcentaje de personas que se inscriben a una carrera y tienen un grado académico.

Expuso que hace 40 años el futuro tampoco era tan claro como ahora, que han vivido en crisis, en tiempos de incertidumbre, de globalización, con cambios estructurales en el país. “Como dijo Albert Einstein ‘No pretendamos que las cosas cambien si hacemos siempre lo mismo” citó. También Indicó que la crisis es una oportunidad de fortaleza, “sin crisis no hay desafíos”.

José Apolinar Cortés, el otro padrino de la generación, inició su discurso con un fragmento del poema “Cantares” de Antonio Machado, y todo el tiempo se refirió a sus alumnos como Caminantes. Dijo que a muchos de ellos les Había tocado venir a estudiar a Morelia, a la universidad y vivir solos, mientras que otros más desertaron.

Informó a sus alumnos que ya pueden encontrar en la página de la facultad el primer anuario electrónico por lo que puede ser consultado en cualquier momento, dijo que aún les faltan fotos pero serán integradas en el portal de la universidad.

La directora de la facultad, María de Carmen Sánchez Parga, dijo a sus alumnos que tienen la responsabilidad de buscar la excelencia en lo que hagan, “México necesita innovación en su estructura y se requiere su aporte como ingenieros químicos”. Pidió no olvidar su facultad, mantener en alto el orgullo nicolaita.

Finalmente Medardo Serna habló del nacimiento de la ingeniería química. El también egresado de esa facultad indicó que no sólo se necesitan muchos saberes sino muchos actores para mejorar este país. Coincidió con lo dicho por los oradores anteriores en el sentido de imprimirle pasión a las cosas.

“Le llamamos ‘fuerza impulsora’ a la que mueve al mundo, dijo, siempre venciendo resistencias, la indignación, la critica, la irresponsabilidad, son las resistencias que generan ruido, hay que decidir si queremos ser resistencias o fuerza motriz, críticos despiadados o líderes transformadores” retó.

“La educación es una fuerza motriz, no se les olvide y póngale pasión a su vida” señaló el rector y dijo también que la que la educación es también luz y es libertad. hablo sobre la importancia de tener un proyecto, uno, dijo, acompañado del servicio, “es lo mejor que pueden tener en sus vidas, “quien no tiene proyecto en la vida… lo siento”. Concluyó diciendo “¡todos somos San Nicolás!” y la banda de guerra tocó y grito porras.

Durante el evento que tardó casi 2 horas, el barítono Fabio Granados interpretó dos piezas; una aria de las bodas de Fígaro de Mozart y un vals, Noche Azul, de Carlos Espinosa de los Monteros.