MORELIA, Mich., 28 de marzo de 2019.- En tema educativo, las revisiones y las indagatorias se prolongan debido a lo minucioso que implica el proceso de auditoría a sus recursos.

Francisco Huergo, titular de la Secretaría de Contraloría del Estado de Michoacán (Secoem), expresó que las acciones siguen, pero podría concluirse a finales de este 2019.

Refirió que se hizo la solicitud de información a la Secretaría de Educación en el Estado (SEE) para el desarrollo de las revisiones a nivel estatal y a nivel nacional.

“Se nos juntaron las dos y estamos trabajando de manera combinada con las dos auditorías para hacer un cruce en toda la base de trabajadores que cobran en la Secretaría y poder identificar si hay algunas anomalías”.

Expresó que mientras el expediente esté abierto, por cuestión del debido proceso si se ventila alguna información al respecto se podría dañar la investigación, por lo que pidió esperar a que concluya para dar a conocer información relevante.

Enfatizó que lo que ellos hacen es una auditoría de arrastre que llevará meses para poder tener elementos y a partir de ahí comenzar con procedimientos de responsabilidad, en caso de ser prudente.

“Una auditoría de esta naturaleza por lo menos se va a llevar un año porque revisamos más de 70 u 80 mil maestros y centros educativos y viendo que la gente no cobre doble o triple y que el recurso se use como es”, expuso.