MORELIA, Mich., 10 de febrero de 2020.- Con la intención de estrechar el trabajo y coordinarse de mejor manera los distintos niveles de gobierno, se realizó la Primera Reunión Estatal de Participación Municipal en la Educación, donde se presentaron alrededor de 180 autoridades municipales del sector. Se busca, sobre todo, abatir la deserción escolar, e invitar a quienes lo han hecho a regresar a las aulas.

Ante la ausencia de las principales autoridades de la Secretaría de Educación en el Estado (SEE) por tener que viajar de manera urgente a Ciudad de México, se inauguró esta reunión en Casa de Gobierno, donde desde temprano se dieron cita representantes de distintos municipios de la entidad para registrarse y ser parte de esta primera reunión.

Silvia Mendoza, directora general de Unidades Regionales de la SEE, manifestó que esta reunión busca que el secretario, Héctor Ayala, “establezca un puente de comunicación, generando un ejercicio necesario y novedoso de vinculación con el nivel de gobierno más importante que son las autoridades educativas municipales, con quienes ha de trabajar en equipo para mejorar el servicio educativo en Michoacán”, aseveró.

La funcionaria estatal explicó que el llamado a esta reunión tiene como objetivos compartir información relevante sobre quiénes son la Nueva Escuela Mexicana, sobre la nueva normativa en materia educativa, sobre cómo trabajar coordinadamente con los municipios, y después, sobre una estrategia para mejorar la atención educativa en grupos prioritarios, para así disminuir el abandono escolar, y por ende, aumentar la eficiencia terminal.

Pidió trabajar en conjunto, a través de los consejos municipales de participación escolar, en la mejora de la educación en el estado de Michoacán, porque juntos, dijo, se va a lograr.

Por su parte, Marco Antonio Téllez, secretario técnico de la SEE, dijo que  hay en Michoacán un millón 304 mil alumnos, tanto de escuelas públicas como privadas, así como una población de 70 mil 200 docentes en casi 13 mil escuelas, lo que significa ser la novena matrícula más grande de todo el país.

Estas cifras muestran la importancia de trabajar de manera cercana y coordinada con los ayuntamientos, y en este sentido, recalcó que las autoridades municipales en materia educativa tienen una mayor cercanía y son quienes conocen a las propias comunidades, “además que sus autoridades auxiliares saben el nombre y apellido de cada una las personas que viven en asentamientos”, algo que puede ayudar a identificar jóvenes y niños para poder invitarlos a regresar a la escuela, para ofrecerles la continuidad, lo mismo en los distintos niveles educativos.