MORELIA, Mich., 3 de agosto de 2020.- Ante la serie de anomalías que se han reportado en la aplicación de ingreso a las escuelas Normales del estado, la asociación Mexicanos Primero Michoacán pide que se anule el proceso.

El director de dicha asociación, Erik Avilés, manifestó vía redes sociales que esta actividad estuvo plagada de irregularidades que incluso documentó en sus cuentas personales.

Consideró como ilógico que entre 10 y 15 por ciento de los aspirantes al ingreso de las escuelas normales tuvieran un examen perfecto, que no es posible matemáticamente.

“Ni en Ceneval, ni en la UNAM, ni en la UMSNH pasa esto ¿Qué sucedió aquí? ¿Por qué no aprovecharon su talento y mejor aplicaron a Harvard, Yale o ya por lo menos al ITESM?”, comentó en sus redes sociales.

Destaco que un proceso tan infamante y vergonzoso no se veía así desde hace al menos una década, por lo que urgió a la Secretaría de Educación en el Estado (SEE) atender las anomalías e incluso anular esta jornada.

Insistió en que las acusaciones de corrupción están por todas partes en las redes sociales en torno, al menos, cinco puntos, entre los que se encuentra el hecho de que los consejos estudiantiles vendieron fichas de admisión en paralelo, usurpando funciones gubernamentales, llevándose centenares de miles de pesos sin contraprestación alguna y además sin dar cuenta a autoridades en materia fiscal.

De igual manera destaca que se requiere indagar el hecho de haberse solicitado una cuota de veinte mil pesos para poder ingresar, respecto a lo cual no ha habido un desmentido de la autoridadeducativa.

A ello le suma la caída del sistema que se encargaría de brindar inmediatamente los resultados, dado que la demora para dar los resultados oficiales fue algo que inquietó a los participantes y observadores presenciales y vía redes sociales.

También detectó la modificación de lugares de admisión por cada sede, donde hubo polémica entre los anunciados y los extendidos finalmente, así como la distribución anómala de los jóvenes que incluso repetían apellidos y calificaciones perfectas.

“Las redes están que arden, por la indignación de aspirantes que sienten su derecho violentado; urge anular el proceso, sancionar con todo el peso de la ley a los corruptos y reponerlo con vigilancia ciudadana”, insistió Avilés.