MORELIA, Mich., 6 de abril de 2019.- Expresiones de violencia y casos de depresión en menores de nivel preescolar se han convertido en una constante en las escuelas de la entidad y es un problema que urge atenderse.

Este es el punto en el que coincidieron maestras de la Escuela Normal para Educadoras (ENE) al referir que cada vez era más frecuente encontrar a infantes con algún nivel de tristeza que si no se atiende podría aumentar su grado.

“Cada vez se incrementan más casos en que los niños están en un ambiente hostil y violentos en el hogar y que reflejan estas conductas en el propio preescolar, eso de verdad que ha sido algo que ha llamado la atención”

Maribel Pérez Bolaños, docente de la normal de educadoras, aseveró que las estudiantes y egresadas del plantel han solicitado orientación mayor de especialistas para atenderlas de mejor manera y mejorar el ánimo de los infantes.

Ante ello reiteraron que este tema se refuerza con los programas académicos que imparten desde hace tiempo y que ahora con el negativo auge de casos como suicidios en menores han priorizado en actualizar y reforzar.

En esta cuestión la maestra consideró que es urgente reforzar la educación desde casa, donde los padres de familia se involucren más con los hijos, interactúen con ellos, pues lamentablemente esto no está ocurriendo.

“La violencia no viene en sí del centro educativo sino desde casa, entonces tenemos que atender situaciones desde el hogar; nos hemos dado cuenta cómo los adultos responsables del cuidado de los niños somos los primeros que estamos incidiendo en situaciones de violencia y desgraciadamente lo vemos como algo normal y no debe ocurrir así”.

Por ello reconoció que es urgente replantearse la forma en que se ha trabajado con los infantes e ir más allá de las aulas y avanzar hasta las familias, para que los reflejos sean positivos, no negativos.