MORELIA, Mich., 25 de junio de 2015.- “Se vienen tiempos difíciles para el Estado mexicano”, aseveró el dirigente estatal de la Sección XVIII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), Juan José Ortega Madrigal.

Lo anterior, luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declarara constitucional la evaluación educativa, por lo que el gremio estará más atento que nunca, pues además de ellos ya se están uniendo más sindicatos a la lucha.

“Yo creo que se esperan tiempos difíciles para el Estado, creo que las manifestaciones se van a dar en todos lados y los docentes que en otro tiempo criticaron las prácticas de la CNTE pues hoy las están implementando y yo creo que eso es interesante”.

Aseveró que las protestas cobrarán mayor fuerza en los próximos días
ya que en estados como Guerrero y Chiapas además de Oaxaca y Michoacán, se están movilizando otras entidades que jamás se habían manifestado por lo que las protestas irán en aumento en repudio a una ley que es federal.

Destacó que no han tenido acercamiento con el nuevo mandatario, aunque ellos confían en la fuerza del movimiento y en la capacidad de respuesta de los democráticos, además de reconocer cómo han aumentado su poder de convocatoria día a día con las diferentes manifestaciones que han encabezado en la entidad.

“Este es un tema que debería analizar en un sentido muy crítico el nuevo gobernante porque hay una condición de que si no existe un diálogo fraterno con la intención de construir acuerdos pues entonces no las condiciones no serán favorables para nadie”.

Ortega Madrigal atribuye este distanciamiento a la falta de tiempo en la agenda del gobernador electo y representantes sindicales, pero esperarán a que su nombramiento sea oficial para buscar la relación formal.