MORELIA, Mich., 1 de febrero de 2016.- Un grupo de aproximadamente 50 madres de familia de comunidades pertenecientes al municipio de Copándaro acudió a las oficinas sindicales de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) para exigir solución a una serie de acuerdos.

Esta acción es para denunciar malos manejos administrativos en planteles educativos de las localidades de Congotzio y Nispo, que desde hace meses han expuesto a la secretaría general de la Sección XVIII sin respuesta.

El directivo aseveró que una de las demandas que han planteado a los representantes sindicales fue la reapertura de la escuela primaria Vasco de Quiroga, en la comunidad de Congotzio.

Esto, derivado de que un profesor del plantel no trabajaba y pedía dinero los padres de familia, cuestión que no se atendió y en su lugar se cerró el plantel, tras una serie de amenazas al supervisor de la zona.

 

Comprometen atención

Para tratar de atender el caso, el secretario de Organizaciones del sector 1 Región Morelia, Salvador Almanza, llevó un mensaje del secretario general Juan José Ortega Madrigal.

Dicho mensaje se centraba en que este martes acudiría una comisión encabezada por Almanza para analizar y definir soluciones a esta situación que ha molestado a padres de familia.

Pese a este ofrecimiento, indicaron que analizarán su permanencia en las oficinas sindicales, pues si la mayoría rechaza la medida, permanecerán en el sitio hasta que sean atendidos personalmente por Juan José Ortega Madrigal, lo cual, pese a estar presente, no bajó.