MORELIA, Mich., 7 de octubre de 2014.- El rector interino de la Universidad Michoacana, Gerardo Tinoco Ruiz, aseguró que el despido de trabajadores administrativos denominados de apoyo afiliados al Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana (SUEUM), obedece a una acuerdo signado con el propio gremio, el cual se pactó durante la administración de Salvador Jara Guerrero.

Al respecto, explicó que  “a lo que nos comprometimos  las partes fue en ver en qué área no es necesario tanto personal y tomar en cuenta que este personal está haciendo que la nómina de la Universidad crezca, fue un acuerdo entre las partes de hace tiempo”.

Agregó que dichos ajustes no corresponden a una política implementada por la actual administración al señalar que “es una política que se tiene que llevar a cabo porque no se tienen los recursos, es algo que se hizo en un acuerdo hace dos años, desconocemos cuántos, espero que avancemos y detectar gente que no es necesaria”, dijo.

Cuestionado en torno a la medida que ha tomado la universidad de reinstalar a algunos trabajadores pese a haber sido despedidos y posteriormente ampliar la cantidad de personal que dan de baja, el rector nicolaita expuso que se trata de un asunto que tendrá que atenderse de manera legal y llegar a acuerdos con el SUEUM a través de mesas de diálogo. No obstante, insistió en que la Universidad tiene exceso de plantilla por lo cual tendrá que hacer lo posible,  para no erogar más de lo que debe.

De igual forma, rechazó que exista un compromiso pactado de despedir a personal de confianza, tal como lo señaló el dirigente del SUEUM, Eduardo Tena Flores al limitarse a aseverar que “eso no es cierto”.

Sobre la inconformidad de los sindicalizados en el sentido de que han sido corridos de manera ilegal toda vez que no reciben ninguna notificación y sólo son dados de baja del sistema y se les impide checar su horario laboral, el rector de la máxima casa de estudios de la entidad, defendió que todo se ha hecho conforme a lo que establece la Ley y en su defecto existen los tribuales para resolver la problemática.

“Hay varios casos pero en general se están siguiendo los lineamientos marcados en la legislación, en el momento de hacer algo ilegal ellos tendrán posibilidad de acudir a los Tribunales”, señaló.

Tinoco Ruiz precisó que en esta ocasión se dieron de baja alrededor de 23 trabajadores administrativos cifra que no coincide con lo señalado por el líder sindical quien detalló un total de 13 trabajadores, además de afirmar que áun falta una cantidad importante en virtud de que se trata de una plantilla ‘holgada’ la de personal denominado de apoyo.

Indicó que de manera general hasta el momento se ha prescindido de los servicios de un promedio de 30 trabajadores administrativos, pero manifestó que “no se ha avanzado mucho pero se tendrá que hacer”.

Es de recordar que las autoridades universitarias han señalado que existe un excedente de por lo menos 600 trabajadores de apoyo.