MORELIA, Mich., 6 de agosto de 2020.- Urge una política que no se ha hecho pero que es fundamental, la cual se conoce en economía como política fiscal de carácter expansivo, señaló Rodolfo Aguilera, presidente del Colegio de Economistas de Michoacán, con respecto a las políticas necesarias para apoyar a las Mipymes en situación de crisis por la pandemia de Covid 19.

Cuando se habla de este tipo de políticas explicó el experto, lo que se está diciendo es que el gobierno tendría que invertir, “generar más ingresos a través de su gasto, para que a través del gasto público del gobierno poder financiar con créditos, que incluso podrían ser destinados para mantenimiento de los trabajadores, para mantener la producción dentro de las empresas y que efectivamente estas no tuvieran que cerrar”.

Rodolfo Aguilera explicó que por desgracia, el gobierno a nivel federal ha carecido de una política fiscal de carácter expansivo; se ha quedado exclusivamente en una política monetaria de disminución de la tasa de interés qué realiza el Banco Central, que ahorita se encuentra al parecer en un 5 por ciento, dijo, lo cual es bueno porque disminuye el costo del dinero.

Sin embargo si eso no se acompaña, como no ha sucedido, con una política fiscal en la cual el incremento del gasto del gobierno sea para financiar a estos empresas, entonces ahí hay un problema, refirió el especialista, “porque las empresas no cuentan con crédito suficiente ni con apoyo financiero por parte del Gobierno Federal, que les permita mantener su producción, su planta de empleo y por lo tanto que no tengan que cerrar”.

Al respecto, el economista dijo que se tendría que hacer una política fiscal de carácter expansivo. Puso de ejemplo a los Estados Unidos, “ese gobierno está ampliando su gasto público con la finalidad de apoyar a todas las empresas que están funcionando y que tienen un problema de liquidez”, señaló.

En el caso de México, por desgracia, no se ha aplicado una política de este tipo, aseguró el presidente del Colegio de Economistas en la entidad.

A esto se le conoce como una política fiscal contracíclica, expresó, y dijo que eso significa una política de aumento de gasto que vaya en contra de la caída del ciclo económico; “ya sabemos que en este segundo trimestre, el Producto Interno Bruto (PIB) creció menos 17 por ciento, es decir, una caída, en su momento fuerte, que va a tener un impacto sobre todo en las Mipymes”.

Incluso podría pensarse, dijo, en una política de endeudamiento público controlado que se destinará justamente a dar más financiamiento a estas empresas; “también sería aceptable y también sería pertinente siempre y cuando fuera un endeudamiento orientado básicamente a dar financiamiento”.