MORELIA, Mich., 2 de junio de 2018.- Estudiantes de Ingeniería con especialidad en alimentos del Instituto Tecnológico de Morelia, crearon una pasta de higo que serviría como base para la preparación de alimentos y podrá consumirse en el hogar, lo que favorece el consumo de esta fruta  con alto contenido de antioxidantes y alarga su vida de anaquel.

Con este proyecto, las estudiantes Ana Karen Díaz Romero y Yuritzi Valdés García, bajo l asesoría de la maestra María Lourdes Aguilar Yépez,  obtuvieron medalla de platino en el evento Proyecto Multimedia, organizado por la Sociedad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología en esta ciudad, con lo que obtuvieron el pase a un concurso internacional que se llevará a cabo en Perú.

La pasta de higo sería una alternativa al consumo de mermelada o de la fruta en almíbar, dado que no tendría un alto contenido de azúcar, por lo que sería bajo en calorías. Podría ser utilizada como base para la elaboración de alimentos, en pastelerías y heladerías, así como para producir mermeladas, por lo que las estudiantes consideran una presentación de casi cuatro kilos, además de que podría venderse para ser usada  en el hogar en porciones más pequeñas, con lo que se podrían elaborar licuados y postres o para ser

Las estudiantes han logrado que la pasta de higo conserve las propiedades nutrimentales de la fruta en fresco y alargar su tiempo en anaquel, ya que ésta es una fruta altamente perecedera por su alto contenido de humedad, que  alcanza 80 por ciento, factor que produce pérdidas económicas entre los productores y su encarecimiento.

Entre los beneficios se encuentran que mejora el proceso digestivo, es un laxante natural y   controla los niveles de triglicéridos y colesterol, además de que por su alta cantidad de antioxidantes previene enfermedades degenerativas ligadas al envejecimiento celular como cáncer, diabetes y enfermedades del corazón.

Uno de los objetivos  de este proyecto es fomentar el cultivo de higo en Michoacán, pues actualmente no se produce en gran escala, como si ocurre con los estados de Baja California Sur, Puebla, Hidalgo y Morelos, de acuerdo con datos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa)  investigados por las alumnas,, en donde el valor de producción alcanza los 50 millones de pesos.

Es decir, este cultivo  y el procesamiento de este producto podría generar empleo y favorecer la vida económica de las regiones, en un primer momento las estudiantes consideran promoverlo en los alrededores de Morelia. Además, los requerimientos hídricos de este cultivo son bajos y su cuidado es simple, explicaron las estudiantes.

Actualmente no se encuentra un producto similar en el mercado, por lo que las alumnas se encuentran en proceso de proteger esta innovación,  además de promover este producto, a nivel experimental en micro y pequeñas empresas, igualmente consideran la posibilidad de hacer distintos análisis, tanto sensoriales como físicos y químicos, para favorecer la calidad del producto así como hacer posible su comercialización.