CIUDAD DE MÉXICO, 30 de abril de 2020. — Más de 150 mil pequeños y medianos productores de leche de 20 estados del país, se han visto impedidos de parar sus actividades por efectos de la pandemia. Esto nos obliga a regalar o tirar al drenaje miles de litros al día, sin que las autoridades tomen carta en este asunto.

El presidente del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche, Álvaro González Muñoz, exhortó a autoridades federales y estatales a que, junto con productores de leche formalicen un pacto nacional para reducir importaciones frente a la notable depreciación del peso.

Mencionó que anualmente las importaciones de lácteos ascienden a mil 800 millones de dólares, lo que implica que las compras extranjeras cubran el déficit de 4 mil 500 millones de litros.

Más información en Quadratín México