MORELIA, Mich., 22 de junio de 2020.- Según dio a conocer la Organización para el Desarrollo y la Cooperación Económica (OCDE), el PIB de México caerá un 8.6% si existe un rebrote de Covid-19 y 7.5%, si se logra evitar.

Señala un comunicado de prensa que, el organismo manifestó que este pronóstico se debe al golpe recibido en el sector turístico, las exportaciones y la caída en los precios del petróleo, una de las afectaciones más graves para la economía del país.

“Los pobres y los vulnerables, incluidos los trabajadores informales serán los principales afectados por la recesión”, indicó la OCDE en su reporte Economic Outlook, Volume 2020 Issue 1.

México ha implementado una amplia gama de medidas financieras y monetarias para enfrentar la crisis. El espacio fiscal es limitado pero, dada la gravedad de la recesión, se justifican medidas adicionales, ya que aumentarán para mitigar las dificultades y revitalizar la recuperación. Dichas medidas deberían centrarse en proporcionar a los trabajadores afectados, tanto en el sector informal como en el formal, con apoyo de ingresos y evitando que desaparezcan empresas, señaló.

Asimismo, México vive una emergencia generalizada, considerando que la mayoría de casos de contagio por el nuevo coronavirus se registraron en la Ciudad de México, Estado de México y Baja California. De otro lado, la OCDE destacó que en el país norteamericano existe una notoria desigualdad en el acceso a los servicios de salud, aunque es especialmente optimista con la población más joven.

De otro lado, los que viven una situación complicada son negocios como los casinos, que siguen sin autorización para abrir sus puertas, como sí lo vienen haciendo otros establecimientos con un límite del 30% de acuerdo con la información publicada por sitios web como juegosdecasino.me. Solo a inicios del presente año, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que no habría autorizaciones para nuevos casinos en México.

Fue enfático al manifestar que no estaban permitidos los casinos. “Nada de casinos, que quede claro, en todo el país. Hubo cambio, la gente votó por un cambio, no somos lo mismo”, señaló. Así también,  indicó que esto es competencia del gobierno federal, y que, como tal, cualquier intento por parte de un gobierno local por no acatar este mandato sería ilegal. Inmediatamente, muchos representantes de esta industria mostraron su disconformidad en distintos estados.

Por la parálisis del comercio internacional y de las actividades no esenciales, como decretó el Gobierno el 30 de marzo, la actividad industrial caería 8.5% este año y podrían perderse casi 1 millón de empleos, previó el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

El presidente Manuel López Obrador prometió una rápida reactivación económica con la entrada en vigor el 1 de julio del nuevo tratado comercial de México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). En tanto, se mostró confiado en haber “domado” la pandemia y que la crisis económica en México “será transitoria”

Especialistas como Alejandro Saldaña, economista en jefe del grupo financiero Ve por Más (Bx+), señalaron que México venía presentando algunos puntos débiles que se acentuaron con el surgimiento de esta pandemia y también con la caída de los precios del petróleo. Las medidas gubernamentales se tornan urgentes para rescatar a un sector financiero ya bastante golpeado por estas semanas.

Agrega que esto explicaría la baja reciente en la calificación soberana de México y de Petróleos Mexicanos (Pemex) por Moody’s, Fitch Ratings y Standard & Poor’s.