MORELIA, Mich., 16 de mayo de 2015.- Debido a la falta de interés por parte del estado para impulsar el desarrollo industrial, este sector ha registrado un crecimiento de tan solo un 2.2 por ciento durante los últimos tres años, lapso en el cual Michoacán ha perdido la instalación de entre seis y ocho plantas que representan la generación de más de tres mil 500 empleos.

Y es que, simplemente en 2014, el municipio de Zitácuaro perdió la posibilidad de que se instalara una planta de MDF, en la cual la empresa Masisa, pretendía invertir alrededor de dos mil millones de pesos, lo cual generaría un total de dos mil empleos directos, hecho que también ocurrió en Morelia y Uruapan.

Ante esto, el presidente de la Asociación de Industriales en el Estado de Michoacán (AIEMAC), Rogelio Guízar Pérez, mencionó que este sector, ha basado su bajo crecimiento principalmente en la agroindustria, ya que según comentó, “son los aguacates los que están generando realmente las ventas”.

Señaló que en el caso de las industrias de la transformación su crecimiento ha sido prácticamente nulo, hecho que de igual forma atribuyó a la falta de interés por parte de las autoridades con el aportar las condiciones para que el estado pueda industrializarse y que asimismo, este sea más atractivo para los inversionistas.

“En la medida que el nuevo gobernador entienda nuestra postura y el alcance de lo que estamos proponiendo no habría problema alguno, lo más importante para nosotros es la transformación del estado”, enfatizó.

Comentó, que hasta el momento ninguna de las industrias agremiadas se han visto obligadas a dejar el estado, debido al empeño que han impuesto los empresarios para fortalecer el estado en este sentido, para de esta forma crear una cadena productiva y de valor, la cual afirma, se da en la transformación de la materia prima del estado.

“El gobierno del estado debe estar ocupado y preocupado por cada gente que quiere invertir o quiera poner una industria  dentro del estado, que se olviden de andar cortando listones, lo que nos interesa es que atiendan a un inversionista, porque un inversionista te puede generar desde uno hasta dos mil o cinco mil empleos, me parece que ahí es donde tienen que actuar”, señaló.

Guízar Pérez, abundó sobre la necesidad de “adelgazar” el aparato burocrático, así como eliminar la existencia de las secretarías que gastan dinero y no producen, como es el caso de la Secretaría de Desarrollo Económico, al igual que algunos de los funcionarios.

“Por eso tenemos al estado postrado ante esta crisis económica y social,no logramos entender como con un presupuesto de cerca de 60 mil millones de pesos al año, prácticamente el gobierno del estado no tiene obras”, dijo.

No obstante, el empresario indicó que el estado debe dejar de intentar poner al frente a personas que carezcan de preparación, solo con la excusa de que estas son michoacana, ya que añadió “no podemos cerrarnos en este sentido, necesitamos ser más globalizados, si es necesario que la gente sea del extranjero, que venga, lo importante es que vengan a trabajar en beneficio del pueblo y las comunidades”.

Mencionó que entre las necesidades del Michoacán se encuentra principalmente el incrementar las inversiones, así como la gente con conocimientos, tecnología avanzada e industrias con que permitan detonar el desarrollo de todo.

No obstante, afirmó que actualmente resultaría complicada la aperción de una nueva industria, debido a la época electoral que actualmente se vive, la cual ha generado la incertidumbre y expectativa sobre la persona que encabezará el ejecutivo estatal y cuál será la visión que esta tenga a largo plazo para dirigir el destino de Michoacán.

“Tenemos que tener un gobierno que esté a favor de la industrialización del estado que sea claro y concreto en las exposiciones, en lo que refiere al estado, que apoye a la industria si es necesario para bajar los recursos, no le estamos pidiendo dinero, al gobierno, que quede claro si no que apoye realmente a la industria, que se note el interés y además se divulgue”, aseveró.

Aunado a esto, el industrial comentó que entre las industrias que hacen falta en el estado se encuentran principalmente de cerámica para la construcción, además de mineras y metálicas, las cuales asegura, serían un impulso considerable para la economía estatal.

“La materia prima que es la base fundamental para producir, se está manejando muy barato”, indicó.

Por otra parte, el empresario señaló que AIEMAC, actualmente ha buscado contribuir en los vínculos para generar la relación con el sector educativo, mediante convenios con universidades que ofrecen carreras afines con la industria como es el caso del Tecnológico de Morelia, el Tec Milenio, Conalep, Cecytem y la Unla.

Entre las vacantes que más se solicitan se encuentran, ingenieros industriales, químicos, técnicos mecánicos e inclusive contadores, las cuales según aseveró, son muy bien remuneradas.

Cabe señalar que actualmente AIEMAC cuenta con 65 industrias agremiadas las cuales generan cien mil empleos directos, siendo este el sector que mayor impulso tiene sobre la economía estatal.